Julio García, portavoz del PSOE en la Diputación de Guadalajara. Julio García, portavoz del PSOE en la Diputación de Guadalajara.

El PSOE denuncia el caos en el servicio provincial de residuos

El servicio provincial de recogida de basuras impulsado por la Diputación de Guadalajara ha nacido plagado de irregularidades, según ha denunciado el portavoz del Grupo Socialista, Julio García. La situación administrativa creada por la negligencia del Equipo de Gobierno del PP es tan caótica que incluso se está duplicando el servicio en un buen número de municipios.

En efecto, según ha explicado García, buena parte de los ayuntamientos adheridos al nuevo servicio provincial de recogida de residuos que arrancó el pasado día 1 aún no han abandonado las mancomunidades a las que pertenecen. “En consecuencia, la Diputación tendrá que pagar a la empresa que ha contratado y, por otro lado, la contrata de la mancomunidad también sigue recogiendo la basura. Al margen de que los ayuntamientos tendrán que pagar dos veces, nos parece un despilfarro que pasen dos camiones para que uno de ellos se vaya de vacío porque ya ha recogido la basura el otro”, ha lamentado García.

Por otro lado, ha advertido de que a día de hoy no existen convenios suscritos entre la Diputación y ninguno los ayuntamientos, a pesar de que este era un requisito previo imprescindible, que incluso fue aprobado en el propio pleno de la Diputación. Esto significa que los ayuntamientos carecen de garantías sobre el cumplimiento de las condiciones de prestación del servicio y quedan en una situación de total indefensión.

De este modo, se incumple el procedimiento establecido por los técnicos, los términos de la autorización del Ministerio de Hacienda y el propio acuerdo de pleno que aprobó la memoria para la implantación del servicio. En ella, se establecía que “previa o paralelamente” a la contratación “es preciso la redacción y elaboración de un convenio a suscribir por todos los ayuntamientos adheridos y la propia Diputación, en el que se recojan las obligaciones recíprocas asumidas. En ese convenio se recogerán, entre otros extremos los importes a satisfacer por los municipios para financiar el coste del servicio, así como las fórmulas de pago y las garantías para su efectividad.”

Quebranto económico

Además, la Diputación ni siquiera ha aprobado aún la tasa que cobrará a los ayuntamientos. “Se da la paradoja de que el servicio ha empezado a prestarse y la Diputación ya tiene asumidas obligaciones de pago con la empresa que ha contratado, pero no tiene ninguna base para trasladar a cada municipio la parte que le corresponde aportar. Esto puede suponer un quebranto económico para la propia Diputación, lo cual iría también en perjuicio de los 250 pueblos que no tienen nada que ver con este servicio”, ha señalado el portavoz socialista.

Este cúmulo de irregularidades, que constituyen un auténtico despropósito administrativo, puede acabar con “previsibles perjuicios económicos” para los ayuntamientos y también para la propia Diputación. Por ello, el Grupo Socialista está estudiando trasladar el asunto al Tribunal de Cuentas. “No solo por los perjuicios que pueden derivarse de la inexistencia de la tasa, o por el despilfarro de pagar dos veces por un servicio, sino por otro aspecto que también nos preocupa sobremanera, como es que el importe del contrato se duplique a partir de la primera anualidad, cuando el número de municipios adheridos ha disminuido finalmente un 40% en relación a lo anunciado inicialmente por el Equipo de Gobierno”.

Visto 711 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.