El Supremo da la razón a Beatriz Talegón cuando llamó "chorizo" al alcalde de Cabanillas

El Supremo da la razón a Beatriz Talegón cuando llamó "chorizo" al alcalde de Cabanillas

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación interpuesto por la exsecretaria general de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas y ex concejal en Cabanillas del Campo, Beatriz Talegón, contra la sentencia que la condenó por llamar "chorizo" al alcalde de esta localidad, José García Salinas (PSOE), y vulnerar su honor al referirse a él cuando aún era candidato a la Alcaldía con este calificativo, de tal manera que revoca totalmente la sentencia, que también condenó al marido de Talegón y militante socialista Juan Carlos Sánchez por vulnerar el honor de Salinas, a quien acusó de haber atropellado a un menor y no auxiliarle.

El Supremo deja sin efecto la sentencia dictada el 12 de diciembre de 2017 por la Audiencia Provincial de Guadalajara –recurrida en casación– y estima el recurso de apelación interpuesto por los dos demandados --Talegón y Sánchez-- contra la sentencia de primera instancia y la revoca también totalmente para desestimar íntegramente la demanda.

En sus fundamentos de derecho, la Sala del Supremo, tras analizar distinta doctrina jurisprudencial considera que, respecto a la demandada, y dadas las circunstancias y el contexto, llamar "chorizo" al demandante "no pasó de ser un mero exceso verbal sin la entidad lesiva suficiente para constituir una intromisión ilegítima en el honor del demandante".

Así, añade que aunque el término "chorizo" tenga "una carga ofensiva innegable no cabe desconocer que en el presente caso esa palabra se pronunció en el marco de un acalorado debate durante la asamblea local de un partido político y en un contexto de abierto enfrentamiento entre dos sectores del mismo partido por encabezar la lista a las elecciones locales".

Por último, tampoco cabe descartar que, como se alega en el recurso, con la palabra "chorizo" no se pretendiera "tachar al demandante de ratero o ladronzuelo, sino, simplemente, afearle que, en contra del código ético del partido, se presentara a alcalde a pesar de encontrarse imputado por un delito de injurias".

El fallo impone al demandante, José García Salinas, las costas del juicio en  primera instancia.

Visto 397 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.