Eliminan dos azudes del río Cabrillas para recuperar la continuidad ecológica Eliminan dos azudes del río Cabrillas para recuperar la continuidad ecológica

Eliminan dos azudes del río Cabrillas para recuperar la continuidad ecológica

AEMS-Ríos con Vida ha empezado a desmantelar el azud de Pinilla de Molina, en el río Cabrillas, convirtiéndose en la primera ONG que elimina barreras obsoletas en los ríos en España de la mano del Programa Open Rivers. Los trabajos de demolición de este primer azud continuaron hasta el pasado martes, comenzando el 30 de noviembre el desmantelamiento de un segundo azud, en el municipio de Taravilla, con el que hoy ha culminado este proyecto de restauración de la continuidad fluvial del río Cabrillas.

El proyecto ha permeabilizado dos azudes abandonados totalmente infranqueables para los peces y que suponen importantes alteraciones hidromorfológicas, ocasionando un efecto de barrera a los flujos naturales de agua, sedimentos, nutrientes y organismos propios del ecosistema fluvial sano. La eliminación de ambas barreras devolverá la continuidad ecológica a los últimos casi 25 km del río Cabrillas hasta su afluencia con el Tajo, restableciendo la conectividad en más del 50% de la masa de agua. A su vez, este tramo fluvial restaurado quedará reconectado con el tramo de 25 km del río Tajo sin obstáculos al que desemboca el Cabrillas, sumando un total de 50 km de longitud de ríos libres de barreras artificiales.

Ambos azudes se encuentran alejados de núcleos de población, no tienen usos reconocidos ni cuentan con ninguna concesión para derivar agua, aunque la zona del azud de Pinilla de Molina sí tiene cierta utilización como zona recreativa. El proyecto ha contado con el apoyo y cooperación de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) a través de su Área de Estudios Ambientales, del Parque Natural del Alto Tajo, de los servicios de Medio Natural y Pesca de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, pero también se pretendía lograr su comprensión y aceptación por parte de la población ribereña, por lo cual, bajo las premisas de la transparencia, la información y la participación, desde el principio se puso en conocimiento de las autoridades locales de Pinilla de Molina y Taravilla.

Las actuaciones ayudarán a mejorar y consolidar el estado ecológico, con un impacto especialmente positivo sobre los peces, beneficiando a la pesca recreativa y al ecoturismo. Efectivamente, la recuperación de la continuidad fluvial tendrá un impacto netamente positivo en el ecosistema fluvial, restaurando los flujos naturales de agua, sedimentos y nutrientes, y la conectividad piscícola. Además de mejorar el hábitat disponible para una gran variedad de valiosas especies autóctonas ligadas al agua, desde aves como el martín pescador (Alcedo atthis) y el mirlo acuático (Cinclus cinclus), hasta mamíferos como el desmán ibérico (Galemys pyrenaicus), la rata de agua (Arvicola sapidus) o la nutria (Lutra lutra), el desmantelamiento de estos azudes permitirá au-mentar el hábitat estacional de peces endémicos como el cachuelo (Squalius pyrenaicus), el barbo común (Luciobarbus bocagei), el calandino (Squalius alburnoides), la boga del Tajo (Pseudochondrostoma polylepis), o la bermejuela (Achondrostoma arcasii). A su vez, las actuaciones reducirán la fragmentación de la población de trucha común autóctona (Salmo trutta) del Cabrillas, reconectándola con la del río Tajo, lo que favorecerá el intercambio y la variabilidad genética, contribuyendo al fortalecimiento y resiliencia de la especie en la zona.

 

Visto 424 veces