El Ayuntamiento de Fuentenovilla ha mantenido todas las actividades de su programa de navidad que se llevaban a cabo en exteriores, y adaptado todas aquellas que ha sido posible a su realización en exteriores. El Ayuntamiento de Fuentenovilla ha mantenido todas las actividades de su programa de navidad que se llevaban a cabo en exteriores, y adaptado todas aquellas que ha sido posible a su realización en exteriores.

En Fuentenovilla los Reyes Magos llegaron a caballo

Fuentenovilla ha finalizado hoy su programa navideño con la Misa de Reyes, a la que precedió la Cabalgata de ayer. Han sido unas navidades familiares y entrañables, a las que la Banda local ha puesto música en diferentes momentos de las fiestas, y que han tenido, además,  un marcado acento infantil.

El Ayuntamiento ha adaptado el programa a la evolución de la pandemia, suspendiendo y aplazando únicamente aquellos actos que se desarrollaban en interiores, y manteniendo el resto, adaptando todos aquellos que ha sido posible a su desarrollo en exteriores.

Así, se han podido mantener la Ronda, la yincana infantil, el cuentacuentos y la actuación del mago Billy Bluff, estas últimas trasladadas a la Plaza Mayor, o la VI Marcha Solidaria de Fuentenovilla. 

La de ayer fue una tarde marcada por las inclemencias meteorológicas, pero no ha sido motivo para quitar la ilusión de los más pequeños, que a las seis de la tarde ya se acercaban a la Plaza Mayor del pueblo para esperar a los Reyes Magos de Oriente. 

Puntuales a su cita, los Reyes Magos aparecían a caballo en pleno centro de Fuentenovilla, acompañados por su séquito real. Con motivo de la lluvia la Banda local del pueblo no ha podido acompañar a Sus Majestades, pero no han faltado los villancicos para amenizar este día tan especial. Por este mismo motivo tampoco ha podido realizarse el pasacalles que tenía previsto recorrer el pueblo. 

Primero los niños se han fotografiado junto a los Reyes Magos y sus fieles caballos y posteriormente los Reyes han ocupado sus tronos situados en el pórtico de la Iglesia, frente a la famosa Picota de Fuentenovilla. Después, cumpliendo con todas las medidas de seguridad, los más pequeños se iban acercando a Melchor, Gaspar y Baltasar para pedir los últimos regalos y por supuesto para recibir varios regalos y una bolsa de golosinas, anticipando la noche más mágica del año. 

En todo momento se pidió a los niños y sus familias que mantuvieran la distancia de seguridad, y se rogó el uso de mascarilla.

La alcaldesa de Fuentenovilla, Montserrat Rivas, también echaba su carta a los Reyes Magos. “Lo que le pedimos al año nuevo es, sobre todo, salud, y el fin de la pandemia, para poder volver por fin, a la ansiada normalidad en 2022”.

Visto 323 veces