Comparecencia de prensa ofrecida hoy por la presidenta del Partido Popular de Guadalajara, Ana Guarinos. Comparecencia de prensa ofrecida hoy por la presidenta del Partido Popular de Guadalajara, Ana Guarinos.

Guarinos pide “pasar de las palabras a los hechos” para atajar el grave problema de la despoblación

La nueva normalidad ha llegado con recortes drásticos y sin precedentes en servicios como la sanidad o el transporte público, por carretera o ferrocarril”, y esta situación afecta de lleno a la provincia de Guadalajara, acuciada por un grave problema de despoblación que no se resuelve con palabras y que precisa pasar de inmediato al terreno de los hechos.

 Así lo ha subrayado hoy la presidenta del Partido Popular de Guadalajara, Ana Guarinos, que ha reprochado al Gobierno de García-Page la inacción para revertir el problema de falta de falta de población en el medio rural, olvidándose además de la provincia de Guadalajara en sus conservaciones sobre este tema para coordinar medidas con otras regiones de España, entre otras, la petición a la Unión Europea de bonificaciones fiscales para Cuenca, Soria y Teruel, dejando fuera de nuevo a la provincia de Guadalajara, la más afectada por la despoblación.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, la dirigente popular ha lamentado la ausencia de medidas reales para atajar la despoblación. “Estamos viendo cómo se crean comisiones y comisionados, se organizan ponencias, incluso existe un Ministerio para el Reto Demográfico, pero ninguno resuelve  el problema, ni aportan las soluciones ni los servicios que necesita una provincia como Guadalajara para frenar el grave problema de la despoblación”, ha señalado Guarinos, que ha insistido en la urgencia de “pasar de las palabras a los hechos”.

La máxima responsable del PP en esta provincia asegura que “ni el mundo rural tiene los servicios que necesita, ni se defienden los recursos -europeos-  necesarios para el mundo rural, ni los incentivos fiscales son los que deberían, ni se apuesta por nuestros pueblos”.

En este sentido, ha recordado además los recortes implantados tras el estado de alarma en el transporte público ferroviario y en las líneas de autobuses de viajeros, así como el cierre masivo de consultorios locales; medidas  que han afectado a la práctica totalidad de la provincia y que no se han revertido tras el estado de alarma y la vuelta ‘a la nueva normalidad’.

Especialmente preocupante para Guarinos es la atención sanitaria en el medio rural, teniendo en cuenta que, según ha señalado, “cerca del 67 por ciento de los consultorios locales han estado cerrados a cal y canto durante la pandemia, sólo un 25 por ciento han permanecido abiertos y en torno al 7 por ciento han prestado atención a demanda”. Tras el estado de alarma, “en la mayoría de los consultorios la asistencia sigue sin ser presencial, lo que obliga a desplazamientos de las personas, especialmente más delicadas y de mayor edad, que no tienen medios públicos de desplazamiento y tienen que procurarse un medio privado, lo que significa un problema y un riesgo para los mismos pacientes”.

Guarinos ha querido trasladar su reconocimiento al personal sanitario, que “está desbordado y agotado”, y ha pedido al Gobierno regional que “refuerce la Atención Primaria durante este verano en los pueblos, ante la cantidad de gente que este año está acudiendo a los mismos y la necesidad de controlar los posibles contagios por coronavirus”, por lo que ha reclamado medidas y medios al Ejecutivo de Page. 

Por otra parte, según ha detallado, después de un mes de la finalización del estado de alarma, siguen suprimidos dos trenes “fundamentales” de la línea de media distancia en el Alto Corredor del Henares que dejan sin un servicio social fundamental a 21 municipios y a una comarca afectada por la despoblación como es la de Sigüenza.

Ni el Gobierno de Pedro Sánchez ni el de Emiliano García-Page han tenido interés es volver a la normalidad en esta línea, aprovechando el estado de alarma para suprimir un servicio de carácter social fundamental. En este sentido, ha pedido a Page y a los socialistas que estos servicios “se repongan con carácter inmediato, incluso, si fuese necesario, que el Gobierno regional llegase a acuerdos con el Gobierno de España para firmar algún tipo de acuerdo o convenio para el mantenimiento de este servicio”.

Guarinos también ha recordado el rechazo del Ejecutivo de Page a una enmienda del PP que proponía cambios en la Ley de Medidas Urgentes de Proyectos Prioritarios para luchar contra la despoblación, de manera que se suprimieran los requisitos de creación de un mínimo de puestos de trabajo y una inversión mínima en los municipios afectados por la despoblación. Así, con carácter general, esta ley exige para que un proyecto pueda ser declarado prioritario, una inversión mínima de 1 millón de euros y la creación de 5 puestos de trabajo en los municipios de menos de 5.000 habitantes, requisitos que pueden reducirse a la mitad.  Con ello, en la provincia de Guadalajara, hay 280 municipios de menos de 5000 habitantes, y con estos requisitos, difícilmente va a haber proyectos considerados prioritarios en el mundo rural. Desde el PP se propuso la eliminación de estas exigencias mínimas en las zonas especialmente afectadas por la despoblación, algo que fue rechazado por PSOOE y Ciudadanos, con el consiguiente perjuicio para el mundo rural y la provincia de Guadalajara que ello supone.

Teniendo en cuenta éstos y otros factores que dificultan la lucha contra la despoblación, así como la complicada situación que se está viviendo, la presidenta del PP considera que la búsqueda de soluciones “se tiene que abordar con carácter inmediato”, entre ellas la de incentivos fiscales y de otra naturaleza.

Igualmente ha pedido que, dada la situación del Covid-19, conocidos los numerosos casos de contagios que se están produciendo, habida cuenta del pasado que hemos vivido lleno de despropósitos y desaciertos en la gestión, el estudio de las causas y efectos del coronavirus en nuestra tierra “no puede esperar a septiembre”, como pretenden el Gobierno, PSOE y Ciudadanos. La comisión debe comenzar sus trabajos “ya” y concluirlos antes de volver a tener los problemas que ya hemos tenido, y, sobre todo, para evitar cometer los mismos errores. “Retrasarla es un problema añadido al que nos vamos a volver a encontrar en otoño”, ha concluido Guarinos.

Visto 287 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.