Ya son nueve los centros participantes, tras unirse el CEIP ‘Virgen de la Paz’ de Alovera. Ya son nueve los centros participantes, tras unirse el CEIP ‘Virgen de la Paz’ de Alovera.

‘Henares Agrocomposta’ ya ha recogido 28 toneladas de residuos orgánicos

Un año después de su puesta en marcha efectiva, el proyecto piloto para el compostaje de residuos orgánicos ‘Henares Agrocomposta’ continúa creciendo y sumando nuevos participantes dentro y fuera de la comunidad educativa de los nueve municipios que forman la Mancomunidad Vega del Henares. Si en un primer momento la iniciativa arrancó con seis colegios interesados, ahora ya son nueve los centros participantes, además de una empresa cervecera instalada en Quer y un nodo de recogida junto a la Vivienda Tutelada de Fontanar al que se suman los residuos de vecinos que aportan sus restos orgánicos voluntariamente. 

A un mes de que finalice el curso, ‘Henares Agrocomposta’ ha recogido y reciclado más de 28 toneladas de residuos orgánicos que de otro modo hubieran ido al vertedero, y que convenientemente mezclados y tratados con otras 28 toneladas de restos de poda, se han transformado en compost de alta calidad válido para la agricultura ecológica. 

El programa, además de la recogida del residuo y su tratamiento a cargo de Afaus Pro Salud Mental, entidad alcarreña dedicada a la inserción de personas con distintas patologías mentales, también se enfoca en el aspecto formativo y educativo tanto de los niños y niñas de los centros escolares donde está operativo, como de la comunidad educativa y el personal que trabaja en las cocinas de los comedores escolares. Para ello se realizan jornadas de formación sobre el tratamiento de residuos orgánicos y charlas para escolares sobre reutilización, reciclaje y cuidado del medio ambiente.

Un buen ejemplo de ello es la experiencia que se está desarrollando en el CEIP ‘La Espiga’, uno de los tres centros escolares de Azuqueca de Henares participantes en este proyecto eco-educativo, y que ayer recibió la visita del Presidente de la MVH, Santiago Casas. Aquí, además de la formación y la recogida de residuos orgánicos, la MVH también ha proporcionado dos composteras en las que pueden elaborar su propio compost para fertilizar el pequeño huerto del que disponen y que emplean como herramienta educativa gracias a la implicación de profesores y padres de alumnos.

“La principal razón por la que decidimos iniciar este proyecto piloto en las escuelas, porque los niños son el futuro de nuestra sociedad, y además en esto, como en tantas otras cosas, son los que acaban tirando de los padres para que hagamos las cosas mejor en nuestras casas. Aquí aprenden de forma clara las razones por las que separar los residuos, viendo como se transforman después para poder volver a utilizarse en los cultivos”, ha señalado Casas, quien siempre aprovecha para recordad que “la UE ya ha fijado que para el año 2020 debemos ser capaces de reciclar el 50% de los residuos que producimos, no llegar nos supondrá sanciones y lo cierto es que todavía estamos lejos de esa cifra, así que hay que ponerse las pilas”. 

La MVH sigue trabajando junto con el Gobierno regional y el resto de grandes municipios y mancomunidades de la comunidad autónoma en la confección de la nueva Ley de Residuos de Castilla-La Mancha, que está cerca de aprobarse y supondrá un hito en nuestro país, ya que contempla los nuevos sistemas de tratamiento de residuos que apuestan al máximo por la reutilización, la diversificación y reducir al mínimo la llegada de materiales a los vertederos. “Este proyecto tiene que ver directamente con esto, puesto que aunque en las zonas urbanas la instalación del quinto contenedor va ha ser obligatoria, su éxito depende totalmente de lo bien que seamos capaces de separar nuestros residuos, y de la combinación de este método de recogida y reciclaje con otros que se adapten a poblaciones más pequeñas o a los grandes productores de residuos orgánicos, como la industria alimentaria, los comedores, o la hotelería y la restauración”, ha subrayado.

Solo en el presente año 2018 ‘Henares Agrocomposta’ ha sido capaz de recoger 14,5 toneladas de orgánicos en los comedores escolares de ocho colegios de cinco municipios: tres de Azuqueca (‘La Paz’, ‘Maestra Plácida’ y ‘La Espiga’), dos de Alovera (‘Parque Vallejo’ y ‘Virgen de la Paz’), ‘Los Olivos’ de Cabanillas, el ‘Cristo de la Esperanza’ de Marchamalo y el ‘Virgen de la Granja’ de Yunquera. El colegio de Fontanar, que ya avicomposta, también ha participado en las jornadas didácticas, que han servido para reforzar la recogida voluntaria en la Vivienda Tutelada, y se está en trámites con el colegio ‘La Senda’ de Cabanillas para unirse al proyecto.

Visto 1891 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.