Se ha anunciado la candidatura del Concurso del Vino de Horche a Fiesta de Interés Turístico Provincial. Se ha anunciado la candidatura del Concurso del Vino de Horche a Fiesta de Interés Turístico Provincial.

Horche celebra su fiesta del vino con el mejor caldo de la hospitalidad

Este domingo Horche ha vuelto a celebrar su famoso ‘Concurso del Vino’ tras el paréntesis obligado por la pandemia y la fiesta aplazada sabe a más fiesta y todavía más cuando el sol primaveral acompaña, aunque desde la sierra del Ocejón lleguen brisas de nieve. Por eso cientos de visitantes se han acercado a cumplir este año 41 ediciones de la Fiesta del Vino, algunos repitiendo experiencia y otros descubriendo por primera vez el sabor de los caldos horchanos, que sobre todo saben a hospitalidad.

El presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega, ha acompañado a su alcalde, Juan Manuel Moral, junto con el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, y la subdelegada del Gobierno de España en Guadalajara, Mercedes Gómez, para respaldar institucionalmente esta cita gastronómica que quiere convertirse en Fiesta de Interés Turístico Provincial.

La Diputación de Guadalajara ya ha recibido la solicitud para que sea considerada su declaración por parte del servicio de Etnografía y Turismo. “Creemos que el ‘Concurso del Vino de Horche’ reúne las condiciones para que la declaración sea en un futuro favorable puesto que aúna tradición, historia y es un polo enorme de atracción de visitantes, además de enseñar el magnífico trabajo que hacen los bodegueros de la localidad por conseguir la excelencia en su caldos”, ha comentado el presidente José Luis Vega.

El Concurso del Vino ha conseguido consolidarse año tras año gracias a la gran expectación que ha recibido, superando cada año el número de participantes que presentan su caldo a concurso, como el número de personas asistentes a dicho evento que, al tiempo que disfrutan de las degustaciones pueden conocer el folklore de la provincia con espectáculos musicales.

Y hasta Horche se ha acercado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, para recordar que Castilla-La Mancha, la región que es considerada el mayor viñedo del mundo y la bodega del mundo, situándose como la región de Europa con más producción de vino y mosto, con cerca de los 25 millones de hectolitros de media, ha alcanzado su cifra histórica en exportaciones en 2021: más de 17 millones de hectolitros.  

Acompañado por el alcalde del municipio horchano, Juan Manuel Moral, Martínez Arroyo ha recordado que el cinco por ciento de la riqueza de la región proviene del sector vitivinícola. “Un sector competitivo que genera mucho empleo”, ha recordado.

Se ha referido, también, a la cifra en exportación en el sector agroalimentario en enero y febrero de 2022, con 454 millones de euros, un siete por ciento más que lo exportado en mismas fechas del año pasado.

Martínez Arroyo ha resaltado la importancia de fiestas como la de hoy en esta localidad, un pueblo en el que hay costumbre de tener viña y de elaborar vino sobre todo en bodegas particulares y donde hoy se mantiene la tradición de hacerlo.

Una jornada de catas y degustaciones por el jurado y el público de los cerca de treinta vinos concursantes, amenizado por el folclore de los dulzaineros del grupo Mirasierra. En Horche existen más de 500 bodegas particulares, de las que actualmente casi un centenar se mantienen activas. Muchas de estas bodegas datan del siglo XV y principios del XVI, siendo auténticas joyas, y en ellas se elaboran los vinos que hoy participan en esta nueva edición de una feria del vino que el año que viene se prevé sea declarada fiesta de Interés Turístico provincial.

Historia del Concurso del Vino

La celebración del tradicional “Concurso del Vino” de Horche, se remonta al año 1980, según se tiene constancia documental y popular. Esta iniciativa debió de surgir para rememorar la enraizada cultura del vino que data de hasta, al menos, principios del siglo XVIII. Se podría establecer esta fecha dado que el Voto Villa, año 1710, comenzó a celebrarse para festejar que, tras las fuertes pérdidas de viñas por el ataque de una plaga de langosta, esta desapareció milagrosamente cuando los horchanos procesionaron a su Virgen de la Soledad. 

Establecida entonces una cultura vinícola, siempre a nivel y volumen familiar para el auto-consumo, se entiende la existencia en el casco urbano de varios centenares de bodegas, de distintos tamaños y diseños, algunas de las cuales están protegidas por el Plan de Ordenación Municipal de Horche y son visitables, tanto a nivel privado como formando parte de la afamada “Ruta de las Bodegas”.  

Visto 453 veces