La Asamblea de la MAS vuelve a decidir no reabrir el contencioso con Azuqueca

La Asamblea de la MAS vuelve a decidir no reabrir el contencioso con Azuqueca

El PP lo solicitaba pero su propuesta fue rechazada por todos los grupos con 14 votos en contra y solo 6 a favor

A petición del Partido Popular se celebró ayer lunes una asamblea extraordinaria de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS) con un único punto en el orden del día. Los peticionarios solicitaban la reanudación del contencioso con Azuqueca de Henares, referente a la devolución de ingresos indebidos, proceso que los nuevos responsables de la MAS habían suspendido para buscar una solución extrajudicial.

Según informa la propia Mancomunidad de Aguas del Sorbe en nota de prensa, la asamblea comenzó más tarde del horario fijado debido a la ausencia del portavoz del PP. La presidencia fue condescendiente con el retraso, ya que al ser el único punto de debate podría haberse votado directamente por ausencia de los solicitantes  de la asamblea extraordinaria, en este caso el grupo Popular.


En su exposición de motivos, Jaime Carnicero, portavoz del grupo popular, indicó que el motivo de la convocatoria era conocer  la situación en la que se encontraban las negociaciones con Azuqueca de Henares relativas a un procedimiento judicial que se había dejado en suspensión y pedir a la asamblea que se remitiera la suspensión y se siguiese adelante con el contencioso entre la mancomunidad y el municipio azudense.

En su turno de palabra, el presidente de la MAS, Javier Rodríguez Palacios, argumentó que en la anterior Asamblea celebrada en el mes de enero, “los representantes de los municipios ya votaron de forma negativa a la reanudación del proceso judicial que enfrenta a Azuqueca de Henares y a la MAS. La argumentación que da el PP para que el proceso judicial se retome no convence a los vocales”. Según el presidente, la MAS necesita tener una seguridad jurídica en la que asentar su funcionamiento ordinario, y este procedimiento judicial podría devenir en una sentencia que complicara sobremanera el funcionamiento normal de la mancomunidad. "Si el juez fallara en contra de la mancomunidad esto podría suponer que en cualquier inversión finalista, en la que no se utilizara la totalidad de los fondos disponibles, el sobrante tendría que ser devuelto a los municipios, lo cual complicaría sobremanera el funcionamiento habitual de la MAS e impediría que se pudieran hacer otras inversiones a través de subvenciones, con el grave perjuicio que eso ocasionaría  a los municipios y a sus vecinos”.

Javier Rodríguez insistió en que entre los municipios mancomunados debe primar el acuerdo y no el conflicto, y por eso era partidario de mantener en suspenso el proceso judicial y en ese tiempo mantener conversaciones con el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares para poder alcanzar un acuerdo extrajudicial.  “Queremos garantizar el diálogo entre los municipios y no generar ni costes ni incertidumbres”, aseguró el presidente. 

Posteriormente hubo turno de réplica por el portavoz del partido Popular y tras debatir durante más de 20 minutos el punto, se pasó a la votación. Todos los grupos políticos, a excepción del PP, votaron en contra de reabrir el contencioso con Azuqueca. La asamblea rechazó con 14 votos en contra y 6 a favor la propuesta del Partido Popular. Al ser un pleno extraordinario no cabían ruegos y preguntas finalizando la Asamblea sin más asuntos que tratar.

El PP acusa de sectarismo al presidente de la MAS

Tras esta asamblea, el Grupo Popular en la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, también ha enviado su nota de prensa en la que acusan de sectarismo al presidente  de la MAS, el socialista Javier Rodríguez, "dado que desde que está al frente del mismo, su gestión se ha caracterizado por otorgar un trato de favor a los ayuntamientos mancomunidados que son de su mismo signo político" y asegura que la suspensión del contenciosos contra Azuqueca de Henares obecede "a motivos estrictamente políticos". 

Este hecho ha sido calificado como “aberración” por parte del vocal popular, Francisco Úbeda, quien recuerda que el ayuntamiento de Azuqueca abrió el procedimiento tras acusar a la MAS, entonces presidida por el PP, de diferentes cuestiones, entre ellas, cobros e ingresos indebidos a través de la tasa del agua.

Francisco Úbeda denuncia además el talante dictatorial del presidente de la MAS, quien impide a los vocales del PP intervenir en asambleas como la celebrada ayer por la tarde. Y califican de “muy grave” y de “tremendamente dañina” para los ayuntamientos mancomunados, la inacción del presidente socialista desde que está al frente del órgano.

Visto 775 veces