La botarga de Montarrón volverá a repartir las Caridades

La botarga de Montarrón volverá a repartir las Caridades

Nada más comenzar el año se desperezan todas las botargas de la provincia de Guadalajara dando preludio al Carnaval. Las primeras en salir son las de Alarilla y Robledillo de Mohernando, que ya lo hicieron el primer día del año, mientras que con la fiesta de San Sebastián, los días 19 y 20 de enero, le toca el turno a la botarga de Montarrón que reparte las Caridades. 

Se trata de una de las botargas más interesantes, si no por su actuación si por su atuendo, típico de estos grotescos enmascarados, pero salpicado de sabrosos detalles: el remate en cintas de su gorro, las puntillas blancas en chaqueta y pantalón, el rabo rematado por “la higa”, la joroba adosada a su espalda y la porra trabajada en forma de cabeza demoníaca. Este remate del rabo en forma de higo se solía llenar de alfileres para evitar que los chicos agarrasen el rabo para evitar sus carreras.

El día 19, al atardecer sale la botarga saltando, danzando y golpeando con sus enormes castañuelas en la espalda a quien se encuentra por las calles del municipio. Se coloca la botarga como es usual en las inmediaciones de los arcos de la Iglesia parroquial para pedir limosna y luego accede con los fieles a escuchar misa con la cara despejada de máscara. 

Ese mismo día, se celebra otro de los actos de especial relevancia, que es la clásica caridad o “las caridades” que consiste en el reparto por las autoridades, sacerdote y botarga de pan con anisillos, queso y vino, generalmente en porrón, mantenido el orden la propia botarga, para lo cual a veces encerraba a la chiquillería en un corral.            

Y el 20 de enero es cuando se celebra la misa mayor,  con posterior comida popular de un buen cocido serrano.

  
Visto 4548 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.