El encuentro tuvo lugar en Esplegares, Guadalajara, bajo el lema “Alianzas para la defensa del territorio”. El encuentro tuvo lugar en Esplegares, Guadalajara, bajo el lema “Alianzas para la defensa del territorio”.

La Guadalajara vaciada teje alianzas en Esplegares contra la despoblación

El municipio de Esplegares, Guadalajara, acogió el pasado viernes el segundo encuentro de vecinos de la Guadalajara despoblada al que asistieron representantes de los pequeños pueblos de La Alcarria, Alto Tajo, Ducado y Señorío de Molina para compartir sus experiencias, iniciativas y proyectos con el objetivo de implicarse tanto en el desarrollo local como en la defensa del patrimonio natural y cultural. Esta zona, junto con la comarca de la Sierra de Guadalajara, está considerada el epicentro o zona cero de la despoblación en Serranía Celtibérica y Europa (4,3 hab/km2, población censada).

Todos los municipios representados comparten un acuciante problema de despoblación y merma de habitantes y buscan la manera de salir adelante y defender su tierra y su hogar del olvido y el abandono. Esplegares, que en invierno cuenta con 12 habitantes, dio una muestra de su hospitalidad y buena convivencia animando a los vecinos a participar. Jóvenes y mayores estuvieron presentes en el encuentro, que comenzó con la proyección de un documental que mostraba cómo ante una situación de indefensión y vulnerabilidad social, la unión de la gente y su compromiso para actuar marcan la diferencia. Acto seguido, la responsable de la Secretaría General de la sección de Guadalajara de la Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica (ADSC), Natalia Díaz, hizo una presentación de la labor que se lleva a cabo desde la asociación, de la situación demográfica en que se encuentra el territorio y de los pasos que se están dando.

La Federación de Asociaciones del Alto Tajo, en funciones desde hace un año y que agrupa a ocho municipios de muy baja densidad de población (Peralveche, Peñalén, Poveda de la Sierra, Villanueva de Alcorón, Armallones, Arbeteta, El Recuenco y Zaorejas) explicó que juntos están trabajando en distintas estrategias para el desarrollo de las áreas forestal, cultural, natural y social para ampliar su presencia en otros pueblos.

Acto seguido, algunos alcaldes expusieron la labor que se lleva a cabo en sus municipios, y se resaltó la importancia de generar una buena cohesión entre los vecinos de los pueblos, estimulando su participación y reforzando el sentido de pertenencia, como clave esencial para impulsar activamente proyectos de desarrollo local. También se mencionaron valores patrimoniales de la zona, comprobando que es algo que a menudo comparten las poblaciones, más allá de delimitaciones administrativas, lo que anima a unirse para llevar a cabo estrategias de conservación y de promoción turística.

El objetivo de estos encuentros es animar a los habitantes de los pueblos amenazados por la despoblación a tomar iniciativas conjuntas, a concienciar sobre el valor de su pueblo y su comarca para que unidos sea más fácil pasar a la acción. Los vecinos de las zonas despobladas no están solos y saben que juntos, son muchos más.

Visto 460 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.