El delegado de la Junta reitera el compromiso social del Gobierno regional con la puesta en marcha de ayudas para rehabilitación energética de viviendas. El delegado de la Junta reitera el compromiso social del Gobierno regional con la puesta en marcha de ayudas para rehabilitación energética de viviendas.

La Junta hace repaso de las ayudas a la eficiencia energética

El delegado de la Junta, Eusebio Robles, ha destacado “la conciencia medioambiental y principalmente social del Gobierno regional” que se plasma en la puesta en marcha de acciones concretas, como las distintas líneas de ayuda para la rehabilitación energética de viviendas que hoy ha presentado junto al delegado de Fomento, Teodoro Baldominos.

Se trata de tres líneas convocadas para realizar mejoras en viviendas que permitan un ahorro de energía al tiempo que mejoran su confortabilidad, a las que pueden acogerse tanto particulares, como comunidades de vecinos y que cuentan con financiación de los fondos Next Generation. Unas convocatorias que se ponen en marcha “con la voluntad de incrementar la calidad de vida en las viviendas al tiempo que se mejora la eficiencia energética”, según ha especificado el delegado de la Junta, que ha añadido que, si bien son de ámbito regional, es previsible que tengan una especial repercusión en una provincia como Guadalajara.

En este sentido, Eusebio Robles ha recordado que “somos una provincia eminentemente rural” y ha agregado que, si bien la mayor parte de la población se concentra en la capital y en el entorno del Corredor del Henares, un porcentaje muy elevado de quienes residen en esta parte de la provincia provienen de un pueblo en el que sigue manteniendo una vivienda familiar. Este tipo de viviendas no suelen ser residencias habituales por lo que no siempre pueden beneficiarse de algunas de subvenciones. Las ayudas que hoy se han presentado contemplan la posibilidad de subvencionar actuaciones también en viviendas en las que los propietarios no están empadronados por tratarse de segundas residencias. De este modo se da cumplimiento a los objetivos del Gobierno regional de propiciar todas aquellas actuaciones que supongan un freno a la despoblación y reviertan la situación de muchos núcleos de población.

El Gobierno regional es pionero en el trabajo contra la despoblación y estas ayudas suponen una importante mejora en la calidad de vida de los pueblos, ya que tal y como apuntaba el delegado de la Junta “si tenemos una casa en el pueblo confortable, que nos genera poco gasto de energía, hay muchas más probabilidades de que vayamos con más frecuencia e incluso nos lleguemos a plantear pasar largas temporadas en la misma con lo que eso conlleva para la vida de nuestros municipios y conseguiremos también frenar esa fuga de vecinas y vecinos que se producen en invierno en muchos pequeños núcleos de población”.

Se han convocado tres líneas de ayudas. Por un lado, se convoca una ayuda para bloques de viviendas o viviendas aisladas, que cubrirán desde el 40 por ciento de los gastos hasta el 80 por ciento en función del ahorro que se consiga. En el caso de las rentas más bajas se puede llegar a subvencionar hasta el 100 por cien del coste de la actuación, si bien únicamente en estos casos, la vivienda sobre la que se va a actuar sí deberá ser primera residencia de las personas solicitantes.

Hay una segunda línea para ayudas a viviendas unifamiliares que incluye actuaciones hasta cierto punto menores ya que está dirigida a obras que consigan una reducción de la demanda energética del 7% o bien, un ahorro de consumo de energía primaria de al menos un 30%. En estos supuestos las ayudas cubren un 40 por ciento de los gastos con un máximo de 3.000 euros.

De este modo serán subvencionables en ambos casos diferentes actuaciones como la instalación de nuevos aislamientos, sustitución de ventanas o mejoras en las instalaciones térmicas como cambio de calderas, placas fotovoltaicas y solares térmicas, entre otras.

Junto con estas dos líneas, hay una tercera destinada a subvencionar el libro del edificio, que es un documento que recoge la información detallada acerca de las características físicas y técnicas del inmueble y que permite a los propietarios conocer los detalles del mismo para llevar a cabo un uso y mantenimiento adecuado y contar con la documentación obligatoria a la hora de solicitar ayudas para rehabilitación. En este caso la cuantía de las ayudas dependerá del número de viviendas.

El delegado de Fomento ha explicado que, para agilizar la tramitación e información referente a las ayudas, la Consejería ha establecido líneas de colaboración con el Colegio de Arquitectos, el de Aparejadores y los agentes rehabilitadores. Con este mismo fin desde ambos colegios profesionales se están llevado a cabo charlas informativas en distintos puntos de la provincia, dada la trascendencia que, como destacaba Eusebio Robles, estas convocatorias pueden tener en la misma. Así, hasta la fecha se han impartido estas charlas en la capital, Azuqueca, Sigüenza y Molina de Aragón y próximamente llegarán a Pastrana.

El plazo de solicitud de estas ayudas se abrió el pasado 4 de noviembre y está previsto que se mantengan abiertas hasta el 31 de diciembre de 2023.

Visto 278 veces