Una vez más, la Feria anual de la Trufa superó con creces a la del año pasado, tanto en participación como de asistencia de público. Una vez más, la Feria anual de la Trufa superó con creces a la del año pasado, tanto en participación como de asistencia de público.

La trufa y la gastronomía comarcal fueron protagonistas el fin de semana

Una vez más, la Feria anual de la Trufa superó con creces a la del año pasado, tanto en participación como de asistencia de público, abarrotando el Centro Cultural de San Francisco de la localidad, que se impregnó del característico olor de este oro negro.

A media mañana del pasado sábado, día 29 de febrero, las puertas del antiguo convento de San Francisco, se abrieron al público donde grandes y pequeños recorrieron el salón para observar e informarse en los diferentes stands de todo lo relacionado con el tratamiento y cultivo de la trufa; además las personas que se dedican a su cultivo pudieron comprar variedad de encinas impregnadas de esporas para las distintas localidades del Geoparque de la comarca de Molina – Alto Tajo.

Lo que sin duda alguna, la mayoría del público asistente esperó impaciente fue la degustación de las diferentes tapas elaboradas con este “oro”, presentadas por los restaurantes de la comarca que decidieron participar en el concurso de tapas. “Ha sido un éxito por parte de todos”, comentó María Viorreta, encargada al frente de la Feria, y continuó explicando que, “cada año venimos superando las ediciones pasadas, haciendo que esta Feria de la Trufa de la comarca de Molina sea todo un referente turístico y gastronómico”, explicó Viorreta.

En esta ocasión, los establecimientos que colaboraron fueron, El Kebab, Restaurante La Ribera, Bar La Parrilla de la Mami, Restaurante El Casino, Restaurante Catacaldos, Hotel Restaurante Palacio de Los Molina, Hotel El Molino del Batán,  todos ellos situados en Molina de Aragón; Además el Restaurante El Corrinche, de Alcoroches; Bar El Barranco, de Corduente y el Restaurante La laguna, en Taravilla. El Corrinche se alzó con el primer premio gracias a su elaboración, “Tartar trufado de vaca”, y El Molino del Batán obtuvo el segundo galardón con una tapa de “Pies de cerdo rellenos de setas con salsa de boletus y trufa”; “pero tenemos que reconocer que fue una votación muy disputada; puesto que las tapas llevaban todo un trabajo enorme de creatividad”, apuntó Viorreta.

Durante el trascurso de la Feria, en el Salón de Plenos de la Comunidad del Señorío de Molina y Su Tierra, Judith Furquet, auditora de Calidad, Medioambiente y Seguridad Alimentaria de la asesoría Auditacalidad ofreció la conferencia informando al público asistente los primeros pasos para  la comercialización de la trufa, además de otras cuestiones referentes al trabajo de su empresa.

Ya por la tarde, en las huertas del entorno próximo a la Casa de El Duende, los protagonistas fueron los perros acompañados de sus dueños, quienes demostraron las habilidades y pericia para encontrar trufas, al igual que lo hacen en el monte para buscar el preciado hongo, pero en el menor tiempo posible, ante el asombro y aplausos del público.

Además, el restaurador local, Enrique Mellado, realizó una demostración culinaria donde enseñó a las personas que se agolpaban en el escenario de San Francisco a preparar un menú compuesto por un plato de Cremoso de trufa, Escabeche trufado y como postre, torrija. En la demostración, Mellado, ofreció unas tapas de cada plato a todas las personas.

“Sin duda alguna, los negocios de hostelería del ámbito del Geoparque de la comarca de Molina – Alto Tajo siempre apoyan iniciativas como esta, tendiéndonos la mano colaborando al tener, como en esta ocasión, en sus menús productos gastronómicos elaborados con trufa a disposición del público que acuda a sus establecimientos”, explicó Juan Manuel Monasterio, gerente del Geoparque, quien al igual que Viorreta, quiso agradecer a expositores, establecimientos colaboradores y organizadores su apoyo en cada actividad que se realiza para la promoción turística de la comarca.

Esta XI Feria de la Trufa de la comarca de Molina está organizada por el Geoparque de la comarca de Molina – Alto Tajo, la asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Castilla-La Mancha (TRUFARC), el Museo Comarca de Molina y el Ayuntamiento de la localidad, contando con la colaboración, Comunidad del Señorío de Molina y Su Tierra, Diputación Provincial de Guadalajara, el Programa Leader, Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha, imprenta Zenza, Elaborados El Pairón, la Federación de Asociaciones de  Castilla – La Mancha, Almacenes Manuel Martínez y RedPlantea Garden.

Visto 600 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.