Las restricciones de agua que sufre la pedanía de Córcoles ponen en pie de guerra a sus vecinos

Las restricciones de agua que sufre la pedanía de Córcoles ponen en pie de guerra a sus vecinos

Desde la localidad alcarreña de Córcoles, a los pies del embalse de Entrepeñas, están hartos de esperar durante años la finalización de las obras de abastecimiento de Morillejo. Tras dos años de palabras vacías por parte de la ministra Ribera, continúan las restricciones de agua en poblaciones como Córcoles, al mismo tiempo que los vecinos ven el agua desaparecer camino del levante.

El Ministerio de “Traición” Ecológica volvió a honrar su apodo, cediendo a las presiones de los regantes levantinos sin tapujos, ni medias tintas. En agosto, gracias a la maniobra urdida por la Comisión de Explotación, y permitida por el Secretario de Estado, se están trasvasando 38 hm3 al levante. Sin embargo, al otro lado de la tubería, continúan las restricciones de agua, con la paradoja de ver a la propia Confederación Hidrográfica del Tajo llamando al ahorro de agua. “Son los mamporreros del Segura, en vez de velar por los intereses del Tajo, llaman al ahorro a nuestros vecinos para trasvasar más y generar más riqueza entre los aguatenientes del Levante”, clama Francisco Pérez Torrecilla.

Mientras poblaciones como Córcoles sufren cortes diarios de hasta 11 horas en el suministro de agua, por la nula voluntad política de este Gobierno para acabar sus obras de abastecimiento, los regantes murcianos hacen y deshacen a su voluntad; sin que nadie, salvo el Gobierno de Castilla – La Mancha, se enfrente a ellos. “A la señora Teresa Ribera se le llena la boca con el Reto Demográfico, pero Castilla, que es la España Vaciada al fin y al cabo, sigue siendo la gran damnificada, siempre obligados a ser solidarios con otras regiones más ricas”, protesta Pérez Torrecilla.

Desde Sacedón, su alcalde, que hace apenas unos días pidió el cese de Teresa Ribera como ministra de Transición Ecológica, señala directamente a Pedro Sánchez, presidente de Gobierno desde hace ya dos años. “Tiempo más que de sobra ha tenido este Gobierno para haber solucionado nuestros problemas de abastecimiento. Exijo al Presidente Sánchez que finalice las inversiones que llevan conveniadas con el Ministerio desde el año 2007. Nuestros vecinos no merecen ser abastecidos por cisternas todos los veranos, mientras por el canal del Trasvase corre más agua que por el propio río Tajo”.

Pérez Torrecilla señala como flagrante la prisa con la que el Ministerio ejecuta cualquier reparación que pueda poner en peligro el Trasvase, mientras que las obras que servirían para abastecer a pueblos como Chillarón del Rey o Huete continúan sin finalizar. “Es inmoral e indecente la dureza con la que nos trata este Gobierno, precisamente a los más débiles, y lo cobarde y sumiso que se muestra con otros más fuertes y poderosos.”  

Visto 546 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.