La campaña ‘Que no tengamos que darte lecciones’ llama a corregir comportamientos incívicos en Yebes. La campaña ‘Que no tengamos que darte lecciones’ llama a corregir comportamientos incívicos en Yebes.

Lecciones de civismo en Yebes con una curiosa campaña

¿Por qué recoges los excrementos de tu mascota en el pasillo de casa y no haces lo mismo cuando sales a pasear con tu perro por las calles y parques? ¿Por qué abandonas la bolsa de basura en el suelo junto a un contenedor vacío? ¿Qué ganas apedreando las farolas de al lado de tu casa? Estas conductas incívicas y otras están en el punto de mira de la campaña ‘Que no tengamos que darte lecciones’ que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Yebes.

Protagonizada por un grupo de niños y niñas del municipio que suplantan en el papel de adultos a sus padres y madres, llama a corregir este tipo de comportamientos y demuestra que, si ellos pueden hacerlo, los adultos con más motivo. El mal uso de los contenedores ubicados en las islas ecológicas o la abundancia de cacas de perros en jardines, aceras y demás zonas comunes son quejas que están a la orden del día. “Preferimos recurrir a la pedagogía y la concienciación antes que a la vía punitiva y coercitiva”, dice Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente. Estas situaciones que vulneran la norma están contempladas en la ordenanza municipal de convivencia ciudadana.

La campaña ‘Que no tengamos que darte lecciones’ consiste en la difusión a través de las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram y Telegram) y desde los perfiles institucionales del Ayuntamiento de Yebes de tres videos grabados en las aulas del colegio público ‘Jocelyn Bell’, que transmiten distintos mensajes y que finaliza con la invitación ‘Cuidemos de Yebes, de Valdeluz y sus entornos’. Esta acción audiovisual se ha reforzado con la colocación en lugares visibles de carteles alusivos en las instalaciones municipales, así como en las paradas de autobús. Promovida por las Concejalías de Medio Ambiente e Infancia, el objeto de esta estrategia no es otra que “remover las conciencias”, de llamar a la movilización y al principio de causa-efecto. “Nadie mejor que los niños para servir de ejemplo a los adultos y provocar un cambio de hábitos entre la vecindad que no respeta estas normas básicas de convivencia cívica”, argumenta Blanca Arrasate, concejal de Infancia.

La forma correcta de introducir la basura en el contenedor correspondiente, siempre en bolsas cerradas para evitar que se disperse en el interior y genere malos olores. Las heces de los perros deben recogerlas las personas que lo sacan de paseo ya que ellos no pueden hacerlo por nosotros. El mobiliario urbano es de todos y la reposición del material dañado cuesta cada año miles de euros que salen del bolsillo de los vecinos. Son algunas de las lecciones que se desprenden de los diferentes mensajes de esta campaña, que el Ayuntamiento de Yebes quiere que “calen hondo” entre los vecinos. Gaitán recuerda que este municipio cuenta con más de 335.000 m2 de zonas verdes, un “patrimonio único” en cuya conservación y cuidado “merece la pena que nos impliquemos todos”. Farolas, fuentes, tejados, papeleras, vallados, bancos o juegos infantiles están en el punto de mira de los desaprensivos que se dedican a vandalizar el mobiliario urbano. “Entre materiales, horas de trabajo, maquinaria y repuestos, el Ayuntamiento invierte todos los años entre diez y 15.000 € para devolverlo a su estado”, detalla el edil de Medio Ambiente.

Con más de 4.700 habitantes censados, el Ayuntamiento de Yebes cumple la ratio establecida para la recogida selectiva de residuos que, para municipios de menos de cinco mil habitantes, se estima en un contenedor de fracción por cada 275 habitantes. En estos momentos, dispone de 18 islas ecológicas que dan cabida a 69 contenedores para envases de plástico, vidrio, papel y cartón, ropa y aceite doméstico, a los que hay que sumar otros 95 depósitos para la basura orgánica domiciliaria. De la recogida de estos desechos se encarga la Mancomunidad ‘La Alcarria, que presta el servicio de lunes a sábado en el núcleo urbano de Valdeluz y cuatro días por semana en Yebes, que se amplía también a seis en verano. “Esta ampliación de frecuencias quedó reflejada en el último contrato que vincula al organismo mancomunado con la empresa adjudicataria y somos la localidad con más días de servicios al año”, apunta Gaitán.

Visto 188 veces