Reprocha “el descontrol en proceso de vacunación” y la adopción de medidas “que están llevando a la ruina a muchas familias y empresas que ya no pueden aguantar más”. Reprocha “el descontrol en proceso de vacunación” y la adopción de medidas “que están llevando a la ruina a muchas familias y empresas que ya no pueden aguantar más”.

Los alcaldes del PP no entienden porque se cierra a una zona de salud cuando hay municipios con incidencia cero

La presidenta del Partido Popular de Guadalajara, Ana Guarinos, ha afirmado que en esta pandemia no solo nos está tocando convivir con el virus, algo que de momento no podemos evitar, sino que además “estamos teniendo que hacerlo con un auténtico descontrol y desastre en la gestión de la pandemia por parte de los gobiernos socialistas de España y de Castilla-La Mancha”. Así se ha pronunciado acompañada por el portavoz popular en la Diputación, Alfonso Esteban, y alcaldes de municipios afectados por las medidas restrictivas, en concreto, Lucas Castillo, alcalde de Yunquera de Henares, Monserrat Rivas, alcaldesa de Fuentenovilla, Raquel Flores, alcaldesa de Aranzueque, y Lorena de la Vega, alcaldesa de Ciruelas.

En este marco ha lamentado que en Castilla-La Mancha, las decisiones de Page “estén basadas en criterios arbitrarios y no técnicos o sanitarios y, de estarlo en alguna ocasión, el Gobierno se permite el lujo de cambiarlo de un día para otro sin pensar que los destinatarios de estas decisiones, que son los vecinos de la provincia y muchas empresas que se están viendo abocadas al desempleo, a las colas de hambre o a los cierres de negocios, como está ocurriendo al sector de la hostelería, del deporte o las grandes superficies”.

Guarinos también ha reprochado el descontrol en el proceso de vacunación, recordando la famosa jornada de puerta abiertas del Centro de Salud de Pastrana, de la que todavía el Gobierno regional no ha dado explicaciones después de 20 días, y ha criticado cómo en los últimos días se ha pasado de nivel 3 a 3 reforzado de la mañana a la tarde, con una serie de restricciones de las que no han avisado, “una vez más fallando las formas y con amenazas de sanciones a los afectados”. 

Ha señalado que el Gobierno de García Page tendrá que explicar las decisiones tomadas en las zonas básicas de salud de Yunquera de Henares, Horche y Mondéjar para pasar a sus municipios a nivel 3 reforzado. Sobre este asunto, y para dejar clara la incongruencia, Guarinos ha explicado que en la zona de Horche la mayoría de los municipios están con incidencia cero o han reducido a la mitad el número de contagios en la última semana, exceptuando Horche; y lo mismo sucede en el resto de zonas de salud mencionadas anteriormente.

Por todo ello se ha preguntado por qué hay que confinar a una zona de salud cuando hay municipios con incidencia cero y qué criterios ha utilizado para decidir el cierre de la hostelería y otros espacios como gimnasios. Todo ello, ha asegurado, “está ocasionando muchos problemas a la gente que tiene que cerrar los negocios a los que la Junta directamente está arruinando”.

Hasta tal extremo llega la falta de criterio del Gobierno que ayer mismo Page anunció, en un acto que no tenía nada que ver, que hoy iba a relajar las medidas y que en aquellos lugares en nivel 3 se permitiría el uso de interiores. Por eso, ahora nos preguntamos “en base a qué datos vuelve a rectificar”. Este nuevo cambio de postura “demuestra que no se utilizan criterios técnicos sino políticos, lo cual es muy poco serio por parte de un Gobierno y así nos va”.

Guarinos ha afirmado que el Gobierno de Page “está ocasionando un perjuicio tremendo en esta comunidad” y ha recordado que Castilla-La Mancha sigue siendo la región de España que lidera las tasas de mortalidad y letalidad “a pesar de que somos las que mayores limitaciones, prohibiciones y restricciones de todo tipo hemos experimentado a lo largo de la pandemia”.

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular en la Diputación, Alfonso Esteban, ha denunciado una vez más “el silencio cómplice” de los representantes socialistas en las instituciones y en concreto ha criticado “la sumisión del presidente de la Diputación a las directrices de Page, a quien tampoco hemos escuchado pronunciarse sobre las medidas discrecionales y arbitrarias tomadas en muchos municipios donde con cero contagios, sin una explicación lógica y coherente, se pasa a nivel 3 reforzado con el consiguiente perjuicio para la actividad económica y social de los mismos”. Por ello ha pedido que se escuche a los alcaldes y vecinos de los municipios y ha aprovechado para poner en valor el enorme trabajo que han realizado a lo largo de este último año de pandemia.

Alcaldes molestos con la decisión y las formas del Gobierno regional

El alcalde de Yunquera de Henares, Lucas Castillo, ha tachado de “injusta” la nueva estrategia tomada por la Junta de Comunidades de evaluar a los municipios por sus zonas sanitarias, así como la aplicación de las medidas desde el momento de la firma en vez de surtir efectos cuando se publique en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha. Ha mostrado su apoyo a todos los negocios de sectores afectados a los que “tanto está castigando el Gobierno de Page” y ha reclamado que, de manera inmediata, se les indemnice económicamente por las pérdidas que están sufriendo con motivo de estos cierres impuestos.

La alcaldesa de Fuentenovilla, Monserrat Rivas, ha criticado las formas en las que la Delegación informó el pasado viernes a las 16.00 horas que el área de salud a la que pertenece su municipio pasaba a nivel 3 reforzado y que ella misma tenía que cerrar los establecimientos. Ha lamentado “cómo se está machacando a la hostelería” y ha querido lanzar un mensaje de apoyo a todos los sectores afectados, insistiendo en que “la estrategia que hay que reforzar y en la que hay que volcar todos los esfuerzos es la vacunación”. En su municipio ahora se ha terminado de vacunar a los mayores de 80 años, todo ello “con cierto descontrol”.

Finalmente, la alcaldesa de Aranzueque, Raquel Flores, también ha censurado que se decrete el nivel 3 reforzado a su municipio y otros de la zona cuando llevan meses sin ningún caso, así como las “prisas y formas” con las que se comunicó esta decisión. Igualmente, ha apuntado que se pueden tomar otro tipo de medidas que no perjudiquen tanto a la hostelería, al resto de negocios que tiene que ver son su funcionamiento y a los vecinos de los pueblos más pequeños en los que no existe ningún caso de infección por el virus.

Visto 678 veces