Los Reyes en Sigüenza visitaron hasta las monjas de clausura

Los Reyes en Sigüenza visitaron hasta las monjas de clausura

Los Reyes Magos no han faltado a su cita con la ciudad del Doncel en la Cabalgata del año 2016. Su presencia ha traído el frío a la ciudad. Por fin, la de hoy, día 5 de enero, ha sido una mañana de invierno típicamente seguntina, con un aire que cortaba la cara, claros y nubes a partes iguales, que cuando soltaban algo, era más nieve que agua. Los alrededores de la ciudad y el primer Henares han agradecido mucho las lluvias de estos días. 

A eso de las diez de la mañana, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaban a la ciudad, procedentes, este año de Mali, El Salvador, y de la propia Sigüenza, para hacer una primera visita a todos los mayores, “a quienes la presencia de los Reyes Magos hace tanta ilusión, o más, que a los niños”, valora Oscar Hernando, concejal de Festejos de Sigüenza. Una por una, la comitiva ha visitado todas las residencias de la ciudad, empezando por Las Ursulinas, siguiendo por las de Saturnino López Novoa, La Alameda, San Mateo y terminando en las Clarisas.  

En todas ellas los abuelos han recibido una coqueta bufanda, precisamente para prevenir ese frío que parece que ha llegado este invierno, “seguro que lo sabían”, comentaba uno de ellos esta mañana, y las abuelas un cepillo para el pelo con su correspondiente espejo. E igualmente en todas ellas, los orientales y los concejales que los han recibido esta mañana a primera hora, han sido invitados a coger fuerzas con dulces y turrones. 

Todas las residencias estaban profusamente decoradas con estrellas, belenes y todo tipo de ornamentos en los que se nota que los mayores han estado bien ocupados en los últimos meses. Y en cada una de las visitas, los mayores han cantado algunos de los últimos villancicos de la Navidad con los orientales.

Al filo de las dos de la tarde, los tres sabios desaparecían sin dejar otro rastro que una nota, confirmando que esta tarde llegarían a la estación de tren de Sigüenza, procedentes de Torralba, en Soria. Y así lo hicieron. Puntuales, los Reyes Magos se bajaban del tren a las seis de la tarde, para abordar allí las carrozas que les habían preparado los seguntinos. En este año han sido tres, una Del AMPA de la SAFA y otras dos más, en las que han subido, acompañados por sus correspondientes pajes.

Allí, en las inmediaciones de la calle de Alfonso VI, les esperaban ya los niños, ansiosos por verlos llegar, una vez más, a la ciudad del Doncel. Con una seña, Melchor deshizo las nubes para la que la Cabalgata transitara por la ciudad sin que cayera una gota de aguanieve. La Cabalgata subió por la calle del Humilladero, saludando a los niños y mayores que se acercaban a verles, para llegar hasta el corazón de la ciudad por la calle del Cardenal Mendoza, donde aún se veía ambiente de compras en las tiendas.

Una vez ocuparon sus tronos, los Reyes Magos repartieron hasta cuatrocientos regalos a los niños que se acercaron a conocerlos personalmente. Gaspar tuvo un momento para atender a la prensa y para decir que “ha sido un placer ver la felicidad de las personas en sus caras cuando nos ven y cuando les entregamos los regalos”. Y esto mismo decía Baltasar, que dejaba su trono apresuradamente para prepararse para su trabajo de la noche: “Los niños me preguntaban que donde estaba el resto de los regalos, así que hemos quedado en dejárselos esta noche en sus casas”.

Después, y para combatir las bajas temperaturas de la tarde seguntina, que a las siete y media de la tarde superaban, ya por muy poquito, los cero grados, la Asociación de Empresarios y el Ayuntamiento de Sigüenza han invitado a los presentes a roscón y chocolate calentito. Para que la Cabalgata transcurriera adecuadamente por las calles designadas, sin entorpecer el flujo de tráfico de la ciudad y en las condiciones de seguridad óptimas, han trabajado ocho voluntarios de Protección Civil de Sigüenza, Policía Local y Guardia Civil. El alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, que recibió por la mañana y por la tarde a los orientales y les acompañó en su recorrido por la ciudad, agradecía el trabajo de “las personas que cada año hacen posible el milagro cotidiano de la Navidad, y de los Reyes Magos”.

Visto 1352 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.