Anoche se celebró en la villa alcarreña el XIII Certamen de villancicos en la Iglesia de la Asunción de Pareja Anoche se celebró en la villa alcarreña el XIII Certamen de villancicos en la Iglesia de la Asunción de Pareja

Los villancicos de Pareja vuelven a anunciar la llegada de la Navidad en La Alcarria

La Iglesia de la Asunción acogió ayer la XIII Edición del Certamen de Villancicos de Pareja. En una noche emocionante, por haberse tenido que suspender el evento en 2020 debido a la pandemia, las cuatro rondas participantes, familiares, amigos y parejanos, llenaron el templo de la villa alcarreña, siempre cumpliendo el protocolo antiCOVID, en cuanto a distancia y uso de mascarilla obligatorio en el interior de su recinto. Como cada año, el párroco local, Javier Lucía, había dado el permiso apropiado para la celebración.

El alcalde de Pareja, Javier del Río, daba la bienvenida a las cuatro rondas que han participado este año, menos que en anteriores ediciones, precisamente para evitar aglomeraciones, y también para reducir a menos de una hora la duración del evento. Este año han participado las rondas vecinas y hermanas de Alcocer, Salmerón, Escamilla, y la Agrupación Musical de Pareja, como organizadora y anfitriona, en colaboración con el Ayuntamiento.

Javier Del Río, daba las gracias, en primer lugar, a la Agrupación Musical de Pareja, ”por la labor cultural que lleva a cabo, desde hace ya muchos años”. El alcalde advertía que nadie, cuando tenía lugar la XII Edición del Certamen en diciembre de 2019, podía imaginar que en pocas semanas se desencadenaría una de las pandemias más duras de la historia de la humanidad. “Hoy,  en este segundo domingo de adviento, nos volvemos a reunir de nuevo aquí, después de un año sin hacerlo, para cantarle  a la Navidad. Lo hacemos en una versión reducida, con menos grupos actuando y con menos, gente, con mascarilla, con más distancia física entre nosotros y con medidas y recomendaciones para evitar la transmisión del COVID”, recalcó, subrayando la alegría del reencuentro.

En el camino hacia la Navidad que se inicia en estos días, el regidor afirmó que hay que llevar “gratitud” en la mochila viajera, “por estar aquí, y continuar adelante, con salud”, y “la esperanza”, de dejar atrás definitivamente este tiempo aciago. El alcalde terminó deseando que las voces de los pueblos proclamaran con sus notas paz, alegría y salud.

Actuó en primer lugar la Ronda de Alcocer. Mayte Cervigón explicaba que las integrantes habían decidido cantar dos villancicos de los que tienen desde hace años en su repertorio: 'El pastorcillo' y 'La luz que nace en ti'. “Hay menos pueblos, y también echamos de menos a gente que se nos ha ido. En Alcocer no habido bajas, pero en otros pueblos, sí. Y nos duele a todos. Lo bueno es que estos certámenes se vuelven a retomar, y  que vamos cogiendo ritmo. Ojalá se termine la pandemia, y  nos volvamos a juntar como siempre, porque somos una familia”, señalaba ayer la portavoz de su grupo.

La Ronda de vecinos de Salmerón cantó un villancico manchego, 'Una estrella alumbra el camino', y otro extremeño 'Ya se van los pastores', cuya letra había adaptado a los parajes de su pueblo Oscar Balcones. “Es una felicidad volver a ver a la gente y poder hacer este tipo de encuentros. Todos tenemos muchas ganas de celebrar la Navidad, de fiesta y de centrarnos en la cosas buenas de la vida”, decía Pilar Hualde en representación de su grupo.

María del Mar Cano del Val, una de las integrantes de la Ronda de Escamilla, y concretamente de la Asociación de Mujeres, contaba que iban a cantar 'Está nevado' y 'Buscando el belén'. “Hemos cantado con mucho sentimiento, después de lo que hemos vivido, pero también con mucha alegría, preparando la Navidad como nos gusta. Poco a poco, con precaución, y empezando aquí, en Pareja, donde nos sentimos como en casa, entre amigos de los pueblos cercanos, vamos dejando atrás la pandemia”, decía la portavoz del grupo al término de la actuación.

Por último, María Ángeles Druet, representante de la Agrupación Musical de Pareja, comentaba que el grupo tenía muchas ganas de volver a organizar el certamen, y, por supuesto, de participar en él e invitar a otras rondas a hacerlo. “Nuestro certamen es muy familiar, como la Navidad.  Este año hemos optado por reducirlo sólo a cuatro pueblos, por motivos de seguridad, contando con que nuestra iglesia es grande y permite la asistencia de público en condiciones de seguridad. Todo ha salido bien”, comentaba ayer. 

Siguiendo la tradición de los últimos años, la agrupación cantó un villancico original, con música y letra compuestas por las propias integrantes de la agrupación: 'Mi corderito', como ya hicieran en 2019 con 'En Belén va a nacer'. Además, añadieron una versión de otro, 'Campanas de la catedral', al que le dieron su toque original, simulando el sonido de propias  campanas con sus instrumentos. Además, Jesús, pastor de Casasana, les había cedido un cordero con el que acompañaron la interpretación del villancico.

En la actualidad la Agrupación la integran trece personas que se empeñan en mantener las tradiciones locales,  como los mayos o la Navidad. Al terminar el certamen, cada ronda recibió un jamón, y también, en la Plaza Mayor, todos compartieron un generoso aperitivo y un chocolate caliente. Así, los villancicos anunciaron de nuevo que ya es Navidad en Pareja.

Visto 426 veces