17 personas representaron a todos los colectivos homenajeados por su entregada lucha contra la pandemia. 17 personas representaron a todos los colectivos homenajeados por su entregada lucha contra la pandemia.

Marchamalo homenajea a las víctimas de la pandemia en sus ‘Gallardos del Año’

El Ayuntamiento de Marchamalo ha retomado este sábado la celebración de sus premios ‘Gallardo del Año’ en una undécima edición que rompió con la estructura habitual de esta jornada de reconocimiento al buen hacer de personas o entidades relacionadas con el municipio. Después de dos años, dado el paréntesis obligado por la pandemia, la temática en esta ocasión no podía ser otra que el homenaje tanto a las víctimas de esta nueva enfermedad, la COVID-19, como a todas las personas que se han esforzado al máximo en este tiempo para conseguir que nuestra sociedad haya podido superar su momento más difícil en décadas.

Así pues, en ello se centró la ceremonia de entrega de un reconocimiento colectivo y compartido, que tomó forma en un monolito memorial descubierto en la plaza frente al Centro de Mayores ‘Las Fuentes’ una vez concluida la misma, la cual contó con la presencia de toda la corporación municipal y de los más altos representantes públicos de nuestra provincia. Acudieron a la cita alcaldes y alcaldesas de municipios vecinos, el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega; también Bárbara Rodríguez y José Luis Escudero, consejeros del Gobierno de la Junta de Castilla-La Mancha; el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido; y la subdelegada del Gobierno de España en Guadalajara, Mercedes Gómez.

En sus intervenciones todos ellos coincidieron en alabar el ejemplo de esfuerzo, solidaridad y trabajo comunitario demostrado durante la pandemia por la ciudadanía de Marchamalo, destacando la confección de más de 15.000 mascarillas de forma totalmente artesanal cuando este elemento de protección que aún continuamos usando era prácticamente imposible de conseguir en medio mundo. Un espíritu de colaboración que se hizo extensivo a otras muchas labores desempeñadas por centenares de personas voluntarias que desempeñaron todo tipo de tareas durante el confinamiento y también durante muchos meses después.

No obstante, el concepto más repetido durante todo el evento fue el agradecimiento compartido de un municipio que se ayudó para lograr superar el momento más complicado de su historia reciente, después de haber sufrido el duro golpe de ser el primero en Castilla-La Mancha y uno de los primeros en España en recibir el impacto de la pandemia. La primera persona en sufrirlo fue Cipriano Pardo, que fallecería tras luchar durante semanas contra la enfermedad, siendo su familia la encargada hoy de tomar la palabra en nombre de todas las víctimas de este nuevo virus al que aún seguimos enfrentándonos. Sin lugar a dudas fue el momento más emotivo de este acto de reconocimiento, que continuó con distintos colectivos protagonistas de la lucha contra la pandemia en Marchamalo.

En primer lugar se reconoció el trabajo de todas las personas que completaron una cadena formada por más de un centenar de vecinos y vecinas que confeccionaron, desinfectaron, embolsaron y repartieron más de 15.000 mascarillas. Tantas que superaron ampliamente el objetivo de ofrecer al menos una mascarilla a cada habitante del municipio, pudiendo donar a empresas, trabajadores, personal sanitario, y pequeños municipios sin recursos. Seguidamente se reconoció a las personas y empresas donantes de materiales y alimentos, a todas las que continuaron trabajando para que la mayoría pudiera permanecer a salvo en sus casas, a los grupos de personas voluntarias que repartieron alimentos, mascarillas y medicinas durante el confinamiento, al personal sanitario, a los y las trabajadores esenciales de emergencias y de atención a personas mayores, a los agricultores que con su maquinaria ayudaron a la desinfección de las calles, y a todas las personas voluntarias representadas en Protección Civil y el grupo que hizo posible celebrar una Cabalgata de Reyes que llegó a cada hogar de Marchamalo que así lo pidió.

El evento, que estuvo acompañado por una excelente actuación musical del trío Tan Acústico, finalizó con un discurso del alcalde, Rafael Esteban, en el que realizó un sentido recuerdo a las víctimas y profundo agradecimiento a todas las personas que se han esforzado al máximo para que toda la sociedad haya podido ir ganando espacio poco a poco frente a esta nueva enfermedad.

Después del aplauso de los presentes a los representantes de los nueve colectivos representados en el acto en nombre de otros muchos más, el acto se desplazó a la plaza situada frente al Centro de Mayores ‘Las Fuentes’, donde se descubrió el monolito colocado en honor a todas ellas con una representación artística de la estatuilla de los premios Gallardo ejecutada por el escultor alcarreño especializado en forja José Miguel Ladrón de Guevara. Allí todas las personas asistentes pudieron depositar un clavel entregado por la organización en memoria de las víctimas de la pandemia y en recuerdo de todo lo vivido durante este difícil tiempo que nos tocó sufrir como sociedad.

Visto 286 veces