Música medieval, y solidaria, en favor de UNICEF en Sigüenza

Música medieval, y solidaria, en favor de UNICEF en Sigüenza

El Consejo Municipal de la Infancia y La Adolescencia de Sigüenza ha organizado en las navidades 2015-2016 dos acciones de cooperación en la ciudad. La primera, convocada el día 23 de diciembre, tuvo como objetivo ayudar en la cercanía, recabando alimentos para que todos los niños de la ciudad puedan disfrutar de desayunos solidarios. 


La segunda, programada para la tarde de ayer, estuvo dirigida a ayudar a niños desfavorecidos, que sufren una grave desnutrición por la falta de alimentos, pero en esta ocasión en países del Tercer Mundo.  Fue un concierto didáctico del músico y musicólogo, de Albalate de Zorita, Ángel Fuentes Alcocer, organizado por el Ayuntamiento de Sigüenza y patrocinado por la Diputación Provincial.

El concierto tuvo lugar en el Teatro-Auditorio de  El Pósito. El precio de la entrada fue de 3 euros, y la recaudación irá destinada  al  programa de UNICEF 'Ayuda para Alimento Terapéutico'. Con su colaboración solidaria en esta iniciativa, los seguntinos favorecen el tratamiento más eficaz contra la desnutrición infantil aguda. El principal ingrediente alimenticio es la pasta de cacahuete que aporta a los niños los nutrientes que necesitan para recuperarse.

Angel Fuentes expuso sobre el escenario al menos veinte instrumentos, de todo tipo, aunque principalmente de cuerda pulsada, en un recital en el que, con el acompañamiento de la percusión, mostró sus vasto y sonoro conocimiento a la audiencia. El albalateño acercó “la música medieval a una ciudad medieval como es Sigüenza, un lugar histórico emblemático”, definió.

El 'trovador ministril', como le gusta denominarse, mostró instrumentos, y la forma en que se tocaban, en el medievo, centrándose, principalmente, en el periodo histórico de la baja Edad Media. Fuentes aprovechó también su magnífica colección, expuesta sobre el escenario, para explorar parte de los infinitos caminos de la música étnica “de India, del Tibet, de Irán, de Irak o de Siria”, explicó en el inicio del concierto.

Así, el multinstrumentista hizo sonar sus propias composiciones en un sitar hindú, fabricado como se hacía en el siglo XIII, con la caja de resonancia de calabaza tratada. “La del sitar es música para los sentidos, su sonido es espiritual, invita a la meditación, tranquiliza la mente, la sana”, afirmó durante la actuación.  Este curioso instrumento “fue introducido por los persas en India”, dijo, al tiempo que recordó la popularización que de él hicieron los Beatles, desde que George Harrison empezó a experimentar con el sitar en el año 1965. 

Fuentes también hizo sonar un al-oud egipcio, “precursor del laúd con el que se interpretaron, por ejemplo, las cantigas de Alfonso X El Sabio”. 

Durante más de una hora y media, el multinstrumentista y profesor de música en Guadalajara navegó sonoramente por los siglos del medievo, una época turbulenta, en la que  “los artistas, como ahora, supieron estar por encima de los conflictos, especialmente los trovadores ministriles, los músicos finos de la época, que tocaban para los nobles, y que para mí son un referente”.

Visto 1696 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.