Noche mágica en Almonacid de Zorita

Noche mágica en Almonacid de Zorita

Según habían anunciado al comienzo de la Navidad, los Reyes Magos han repartido ilusión, sonrisas, regalos y dulces en Almonacid de Zorita. Y lo han hecho con los niños, pero también con los mayores, a quienes les hace tanta ilusión, o más, que a los pequeños, verles llegar, saludarles, y cantar villancicos junto a ellos.


Fue precisamente en la Residencia Virgen de la Luz donde Melchor, Gaspar y Baltasar hicieron su primera parada en la villa. Después de entregarles un detalle a cada uno de los mayores, y de tomar unos dulces con los que coger fuerzas para la mágica noche de Reyes, los orientales subieron a la carroza para llegar en ella, recorriendo vistosamente las calles de Almonacid, hasta la Iglesia de Santo Domingo de Silos. Como tienen por costumbre, adoraron al niño y le hicieron las correspondientes ofrendas. 

La última parada de Melchor, Gaspar y Baltasar en Almonacid fue el pabellón León Felipe, adonde llegaron igualmente subidos en su carroza y seguidos de los niños, a los que lanzaban confeti y caramelos, dejando tras de sí el dulce rastro del final de la Navidad.

Ya en el interior del pabellón, los Reyes Magos repartieron juguetes entre los niños que se acercaron a saludarles y recogieron también sus peticiones de última hora. Además, los pequeños pudieron disfrutar también con los castillos de hinchables que se habían instalado en el interior de la instalación. 

Por cortesía de la Asociación de Empresarios, todos los almonacileños compartieron el típico roscón de reyes, junto con un chocolate calentito para terminar el evento. A eso de las nueve de la noche, los Reyes Magos desparecieron sin dejar rastro, para empezar cuanto antes su maravilloso cometido en esta noche maravillosa.

Visto 1186 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.