El servicio de Medio Ambiente recoge cada año en torno a un centenar de perros en los pueblos de la provincia, a los que se busca un hogar de acogida, y varias decenas de gatos para su esterilización. El servicio de Medio Ambiente recoge cada año en torno a un centenar de perros en los pueblos de la provincia, a los que se busca un hogar de acogida, y varias decenas de gatos para su esterilización.

Nuevo vehículo de Diputación para recoger animales abandonados

El servicio de Medio Ambiente de la Diputación de Guadalajara cuenta ya con un nuevo vehículo para la recogida y traslado de animales abandonados en los pueblos de la provincia. Es una furgoneta equipada con los elementos necesarios para proteger el bienestar de los animales que se recojan, cuya adquisición ha supuesto una inversión de 26.000 €. El servicio de Medio Ambiente realizó en 2020 más de cien salidas a distintos pueblos de la provincia de Guadalajara para recoger animales abandonados, fundamentalmente perros y gatos.

Héctor Gregorio, diputado de Medio Ambiente, ha explicado que “el vehículo, además de mejorar el bienestar animal, también facilita el trabajo de los operarios de la Diputación que realizan este trabajo de recogida y traslado de animales abandonados, que hasta ahora no contaban con un medio de transporte adecuado”.

Las recogidas se realizan a petición de los ayuntamientos donde se encuentran los animales en situación de abandono. Cada una de estas especies animales, una vez recogidos los ejemplares abandonados, recibe un tratamiento distinto.

En el caso de perros abandonados, cada año la Diputación recoge a una media de en torno a un centenar de estos animales. “Una vez recogido el animal, se le traslada a un centro de acogida, con el que la Diputación tiene un convenio, donde se le realiza un chequeo para comprobar que está en buenas condiciones y se le proporcionan manutención y cuidados mientras se les busca un hogar de adopción”, explica Héctor Gregorio.

“Los gatos abandonados son más difíciles de recoger y, por eso, la media anual de animales tratados por el servicio de Medio Ambiente de la Diputación es algo menor que en el caso de los perros”, señala el diputado. “A los gatos se les aplica lo que se llama un tratamiento CES: captura, esterilización para disminuir su proliferación y suelta”, añade Gregorio.

El servicio de Medio Ambiente de la Diputación destina cada año una partida de 20.000 € para cubrir los gastos que suponen los traslados para recoger animales abandonados, su alimentación en el centro de acogida y los chequeos y tratamientos veterinarios que precisen.

Campañas de concienciación para disminuir el número de colonias felinas

Héctor Gregorio ha avanzado que, además de mejorar las condiciones del servicio de recogida y tratamiento de animales abandonados, “desde el área de Medio Ambiente estamos también planteándonos desarrollar campañas de concienciación para los ayuntamientos y los vecinos, con el fin de disminuir la proliferación de colonias felinas y animales abandonados, que a día de hoy son bastantes en los pueblos de nuestra provincia”.

Visto 281 veces