La actividad que promueve el Ayuntamiento de Yebes y AstroYebes comenzará a las diez de la noche y se prolongará hasta la medianoche. La actividad que promueve el Ayuntamiento de Yebes y AstroYebes comenzará a las diez de la noche y se prolongará hasta la medianoche.

Para ver Júpiter este sábado desde el observatorio de Valdenazar

Júpiter en oposición coincidiendo con el máximo acercamiento de su órbita a la Tierra, a 666 millones de kilómetros de distancia, cuando nuestro planeta se coloca entre el gigante gaseoso y el Sol, una situación que sucede cada trece meses. Con la Luna en fase creciente ofreciendo una visión magnífica de sus cráteres, planicies y cordilleras. Y la constelación de Leo muy alta en el cielo suroeste, fácil de identificar por su forma distintiva, que apunta a las cabezas de los Gemelos, marcados por las luminarias Cástor y Pólux.

A la derecha, Virgo sigue a Leo en el cielo, con su luminaria Spica brillando en el sureste. Por encima y al este se encuentra Arturo, la cuarta estrella más brillante del firmamento. Mirando al norte se divisa la Osa Mayor justo por encima de la estrella Polar, y casi en el cénit. Casiopea yace por debajo y cerca del horizonte. Al noroeste se encuentra la estrella blanquiamarilla Capella, la más brillante y visible con diferencia del Cochero y la sexta estrella de más brillo. Al este aparece Vega en la Lira, que anuncia la llegada de la primera de las constelaciones de verano.

Así se presenta el pronóstico del cielo para este sábado 8 de abril, cuando AstroYebes volverá a sacar los telescopios al aire libre para escudriñar la bóveda celeste. Como viene siendo habitual desde que el pasado mes de febrero el Ayuntamiento de Yebes y el Aula Municipal de Astronomía pusieron en marcha esta exitosa iniciativa, la cita será en el Punto de Observación Astronómica de Valdenazar, en las cercanías del campo de golf de Valdeluz. “Desde que el verano pasado estrenamos esta instalación con las Perseidas de agosto, cerca de 800 personas han disfrutado de esta fascinante experiencia, lo que pone de manifiesto el interés que existe por el conocimiento de nuestro universo”, se enorgullece Miguel Cócera. Precisamente, el alcalde destaca la “vocación familiar” de esta actividad, que llega a congregar alrededor de los telescopios y prismáticos hasta a tres generaciones.

Media docena de telescopios reflectores y refractores, así como varios binoculares de largo alcance, se pondrán a disposición del público para que pueda apreciar uno de los primeros cielos de la  primavera. Que tiene a las constelaciones de Leo, Virgo y el Boyero como principales protagonistas, junto con algunas de las estrellas más luminosas del firmamento. Aunque también habrá otros objetos celestes del cielo profundo que merecerán la pena. Será todo un reto buscar y encontrar las galaxias del Remolino (M51), Molinete (M101) y M106, todas ellas cerca del trapecio de la Osa Mayor, mientras que M86 y M84 se podrán localizar en la constelación de Virgo. En Coma Berenice se encuentra la vistosa galaxia del Ojo Negro (M64), M99 y M100. Pero también el cúmulo abierto NGC 188 cerca de la estrella Polar o la galaxia de Bode (M81) en las proximidades de la Osa Mayor.

Tras el cambio al horario de verano, la observación comenzará a las diez de la noche, una hora después que en febrero y marzo, y se prolongará hasta la medianoche. Desde AstroYebes se recomienda a aquellos que quieran acudir con sus propios telescopios y sistemas de observación que se personen con al menos 45 minutos de antelación, con tiempo suficiente para que se pueda realizar el montaje de los buscadores y oculares y realizar el equilibrado de la declinación y ascensión recta. “De esa forma, no será necesario interrumpir las observaciones que, en esta ocasión, se harán de forma ordenada a través de pasillos”, avanza el alcalde de Yebes. Con el fin de dinamizar y agilizar la actividad, el público podrá observar una imagen diferente en cada telescopio sin necesidad de hacer demasiada cola. El Aula Municipal de Astronomía de Yebes también recomienda ir provistos de hamacas para observar con más comodidad la bóveda celeste o, en su defecto, de mantas, además de portar ropa de abrigo.

La previsión meteorológica es inmejorable para este sábado, con cielos completamente despejados de nubes y una temperatura en torno a los 10-11 grados durante la sesión, así que las condiciones serán perfectas para disfrutar de la observación del cielo primaveral.

Visto 1456 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.