Once rosas negaras recuerdan a los fallecidos en el incendio de la Riba de Saelices de 2005. Once rosas negaras recuerdan a los fallecidos en el incendio de la Riba de Saelices de 2005.

Recuerdo para los once fallecidos en el incendio de Riba de Saelices hace 13 años

Hoy se cumplen trece años de la muerte de once personas, nueve bomberos forestales y dos agentes medioambientales, en el incendio de Riba de Saelices, que se había desatado un día ante, el 16 de julio de 2005, cuando la chispa de una barbacoa provocó uno de los peores incendios de las últimas décadas de España. Fueron once vidas sesgadas y 13.000 hectáreas de monte que quedaron calcinadas como consecuencia del fuego. En Guadalajara todavía son muchos quienes mantienen en la memoria este fatídico suceso y aunque no haya habido convocatoria de ningún acto oficial lo han recordado sobre todo a través de las redes sociales.

 
 

Con el nombre de pila de los once fallecidos, Jesús Ángel, Mercedes, José, Manuel, Marcos, Luis, Julio, Jorge, Sergio, Alberto y Pedro, los han recordado en Twitter quienes hoy todavía trabajan en la lucha contra incendio, batallones de extinción, retenes forestales y agentes medioambientales, recordando que fueron héroes. 

También numerosos Ayuntamientos de Guadalajara, servicios de emergencia y los perfiles determinados políticos recordaban la trágica fecha, como lo hacía el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo. “Mi sentimiento hoy con las 11 familias de los héroes que perdieron su vida en acto de servicio hace 13 años en Riba de Saelices”, ha escrito en twitter.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha querido mandar un "recuerdo especial" a los familiares de los once fallecidos en las labores de extinción del fuego. Según ha dicho en rueda de prensa, aquél momento supuso "un antes y un después" en la estrategia de lucha contra el fuego. "De aquella triste tragedia se han derivado muchas conclusiones y muchos cambios de modelo de gestión, por lo menos en esta Comunidad Autónoma", ha aseverado.

Hay que recordar que el incendio de la Riba de Saelices se origina por una negligencia en la realización de una barbacoa, en el área recreativa de la Cueva de los Casares, en la peores condiciones climatológica, con fuerte viento, mucha sequedad en el ambiente y altas temperaturas que propiciaron su rápida y extensa propagación.

La muerte del retén de Cogolludo llegó en el segundo día de un incendio que duró cinco días, y que produjo hasta medio millar de desalojados, incluyendo poblaciones cercanas.

La Audiencia Provincial de Guadalajara determinó que el origen del fuego se debió a una barbacoa ubicada al pie de la Cueva de los Casares (Riba de Saelices), y condenó en 2012 a dos años de prisión y a pagar 10 millones de euros de indemnización a Marcelino H.S., el único excursionista considerado responsable del suceso.

Tras este incendio se prohibió el uso de barbacoas  al aire libre en época de incendios, se creó la Unidad Militar de Emergencias, que tiene el fin de intervenir rápidamente en casos de catástrofe, y se amplió la contratación de los retenes forestales.

Visto 3427 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.