El Proyecto CLIME se divide en dos fases, una primera de análisis y realización de auditorías energéticas, que ya se ha realizado en Sacedón; y una segunda, de prestación de servicios energéticos. El Proyecto CLIME se divide en dos fases, una primera de análisis y realización de auditorías energéticas, que ya se ha realizado en Sacedón; y una segunda, de prestación de servicios energéticos.

Sacedón mejora su eficiencia energética

Sacedón mejora su eficiencia energética con la II Fase del Proyecto CLIME y consumirá prácticamente un 80 por ciento menos de energía para iluminar el municipio y calefactar los edificios públicos.

El contrato de suministro, gestión y mantenimiento, firmado con la empresa Elecnor el pasado día 16 de octubre, tiene una duración de diez años y supone un desembolso de 1.740.305, que se pagarán solos gracias al ahorro que producirá esta mejora de eficiencia. Los trabajos suponen la renovación de todas las luminarias públicas del casco urbano y de Córcoles. La energía proviene en su totalidad de fuentes cien por cien renovables y respetuosas con el Medio Ambiente.

El Proyecto CLIME se divide en dos fases, una primera de análisis y realización de auditorías energéticas, que ya se ha realizado en Sacedón; y una segunda, de prestación de servicios energéticos (suministro, gestión y mantenimiento), que se firmó el pasado 16 de octubre y sobre la que se informó en Pleno el pasado viernes.

Este contrato mixto de suministros y servicios afecta a las instalaciones térmicas y alumbrado interior de todos los edificios públicos, así como a las instalaciones de alumbrado público exterior, lo que supone la sustitución de todas las antiguas luminarias por otras LED de mayor eficiencia. El ahorro mínimo garantizado es de más de un doce por ciento, sin que la iluminación se resienta o reduzca e incluyendo además los gastos de gestión y mantenimiento. Es decir, incluyendo todo el cambio de luminarias y el mantenimiento, la factura de la luz municipal será cerca de un doce por ciento más barata.

Francisco Pérez Torrecilla, alcalde de la localidad, se mostraba más que satisfecho al respecto, destacando “el importante ahorro que supondrá para nuestros vecinos y el gesto que como entidad pública ofrecemos de cara al Medio Ambiente, porque las administraciones locales somos las primeras que debemos dar ejemplo racionalizando el consumo energético y utilizando fuentes de energía completamente renovables”. No en vano, gracias al uso de luminaria LED se espera una reducción de cerca de un ochenta por ciento del consumo.

El proyecto CLIME es un proyecto realizado por la Federación de Municipios y Provincias de Castilla – La Mancha en beneficio de las entidades locales de la región, cuyo objetivo esencial es promover la mejora de la eficiencia energética con el fin de optimizar los recursos públicos destinados al suministro y gestión energética del alumbrado y de las instalaciones térmicas, fomentando el ahorro energético y la utilización de energías renovables y residuales mediante la incorporación, ejecución y financiación de obras de mejora y renovación de sus instalaciones.

Visto 270 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.