Más conocidas como UVI móvil, estos vehículos deben contar, obligatoriamente en Castilla-LA Mancha, con un médico que reúna los requisitos. Más conocidas como UVI móvil, estos vehículos deben contar, obligatoriamente en Castilla-LA Mancha, con un médico que reúna los requisitos.

Sin médico en la UVI móvil de Torremocha del Campo

En estos tiempos de agosto, dónde los pueblos se llenan y las ciudades se vacían por las vacaciones, la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario (GUETS) del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha quitado el médico de la UVI móvil de Torremocha del Campo y lo ha llevado a la UVI-Móvil de Guadalajara.

Desde UGT han presentado una reclamación ante la Delegación de Sanidad por incumplimiento de la dotación de personal necesario que debe tener una Ambulancia de Soporte Vital Avanzado. Más conocidas como UVI móvil, estos vehículos deben contar, obligatoriamente en Castilla-LA Mancha, con un médico que reúna los requisitos indicados en en el Decreto 66/2017, de 19 de septiembre, de la Certificación Técnico-Sanitaria del transporte sanitario por carretera, modificado por el Decreto 40/2019, de 7 de mayo.

Guadalajara es la provincia que menos recursos avanzados tiene, en proporción a su población, 4 UVI móviles que no llegan a prestar soporte vital avanzado a toda la población de la provincia en un tiempo inferior a 30 minutos.

Desde UGT se ha solicitado a las diferentes administraciones la necesidad de aumentar estos medios dadas las características geopolíticas de la provincia y la carencia de infraestructuras, algunas paralizadas durante varios años que han sido recortadas para poderse terminar.

La falta de profesionales es acuciante

Además de los medios y las infraestructuras, la falta de profesionales es acuciante y se agrava por el periodo estival y no es cuestión de “Vestir un Santo, para desvestir otro”, como se dice por aquí, sino de tener unos servicios públicos adecuados y de calidad.

Visto 1131 veces