La cumbre del Ocejón, nevada y soleada, rascaba la barriga de alguna nube suelta, mientras los almiruetenses comenzaban los preparativos del carnaval, a última hora de la mañana de ayer. El termómetro marcaba cuatro grados, y botargas y mascaritas aliviaban rápidamente su sobremesa porque, pasadas las dos y media, debían ultimar los preparativos del Carnaval de la localidad, que es Fiesta de Interés Turístico Provincial. 

Publicado en Provincia

Este próximo sábado, la ancestral tradición de botargas y mascaritas de Almiruete va a llegar a su trigésimo tercera edición desde su recuperación, allá por el año 1985.

Publicado en Provincia