El Ayuntamiento de Alovera dentro de su objetivo de apostar por un municipio más limpio y donde impere el civismo está impulsando el denominado ADN Canino, una nueva medida que obliga a los vecinos a tener registrado el ADN de su perro y así poder sancionar las prácticas que ensucian el municipio.

Publicado en Provincia