El sábado de carnaval, como reza una tradición que se pierde en las nieblas del pasado, el cuerno de los botargas sonará en las montañas de Almiruete y descenderán, desde sus enclaves secretos al pueblo, donde buscarán a las mascaritas y realizarán bailes y ritos por la fertilidad de la tierra. Así es el Carnaval en esta localidad alcarreña, desde 1985 es Fiesta de Interés Turístico Provincial, más de 1000 años contemplan una fiesta que renace cada carnaval.
Publicado en Provincia

"Cuenta la leyenda que en la paramera, una vez al año, los diablos abandonan el viento de la madre tierra a través de una grieta que nadie conoce. Un estruendo de cencerros anuncia a vecinos y forasteros la llegada de los portadores de un misterio ancestral. Una mezcla de hollín y aceite marca el rostro de los que se dejan atrapar. Otros corriendo despavoridos por las callejuelas, van a taparse con mascaritas que vagan sin dirección, sin expresión alguna, portadoras quizas de un secreto mudo".

Publicado en Provincia
En 1985, un grupo de chavales y mozos que viviera en primera persona las últimas ediciones de la fiesta, volvía a salir a las calles de Almiruete, ya hombres hechos y derechos,  transformados en botargas. Uno de ellos fue Miguel Mata. “Teníamos el recuerdo muy vivo, así que no tuvimos que preguntar nada a nadie”, dice. De su discurso se deduce también que todos ellos sentían muy adentro la necesidad de devolverle al pueblo una celebración que nunca se debió perder. 
Publicado en Reportaje
Página 7 de 7