Han pasado seis meses desde que el alcalde de Fontanar, retiró del pleno el cambio de norma regulatoria sobre los huertos, forzado por una fuerte contestación social. De hecho, una vecina de Fontanar, Paulina Belinchón, acababa de ser galardona por Ecologistas en Acción a la mejor conducta ambiental en su gala anual y era una de las afectadas por la expulsión del huerto donde realiza mucha de su labor ecológica y medioambiental.

Publicado en Provincia