Ya es Navidad en Almonacid de Zorita

Ya es Navidad en Almonacid de Zorita

Desde el Puente de la Constitución, Almonacid se viste de Navidad. Este año, además, el comienzo de la Navidad está teniendo un cariz especial, porque al habitual mercadillo solidario navideño, se ha unido, en estas fiestas, la decoración que el interiorista Sergio Mínguez ha regalado a su pueblo. Desde hace unos días, el joven, de 20 años, ha engalanado la Plaza del Ayuntamiento, la propia Casa Consistorial, la calle Natalio Gumiel Morago, la Ermita de la Virgen de la Luz y el Casón de los Condes de Saceda con diferentes elementos. En este puente de la Constitución, ha ultimado la decoración de Espacio Cultural El Molino, donde ha colgado hasta cien copos de nieve de papiroflexia, y ha inaugurado un belén, de estilo hebreo, de 22 metros cuadrados, con figuras que, en su mayoría ha hecho o restaurado él mismo, además fabricar el escenario que las acoge.

Todo lo hace con materiales reciclados, “para mostrar que es posible darle una segunda vida a objetos que, aparentemente, sólo valen para tirar”. Según el joven artista almonacileño, “son muchos los vecinos del pueblo me han felicitado por mi labor, y me preguntan cómo he hecho los copos de nieve, por ejemplo”. Sergio ya se ha comprometido a enseñar a los niños este verano en un taller. El belén cuenta con 160 figuras, muchas de ellas con movimiento incorporado. Representan 10 escenas bíblicas, que van desde la anunciación a María, hasta la huida a Egipto. El nacimiento tiene fuentes, otros elementos con agua e incluso un lago de peces reales. Por supuesto, todas las casas, arcos y resto de la escenografía, están fabricados, como la decoración, con material reciclado y pintado con tinte natural que extrae de los posos del café. “Cuando terminan las carrozas de Almonacid, el día 8 de septiembre, recojo todos los materiales que las peñas tiran a los contenedores, para buscarles una nueva utilidad”, señala, dispuesto a contribuir a “no perder nuestras costumbres, y aún menos las navideñas.

En el mercadillo solidario, que cada año se instala en el Casón de los Condes de Saceda, no ha faltado el puesto de zambombas de Tole. El artesano configuró una pequeña exposición, con muestras de su buen hacer a la hora de fabricar zambombas, aprendido del Tío Timoteo. “La zambomba es el instrumento rey de las navidades, y no debemos dejar que se pierdan ni la tradición de construirla, ni la buena costumbre de tocarla”. En la selección de Tole estaban las de orinal, típicas de Almonacid, pero también otras muchas, todas originalísimas, y todas con la capacidad de sonar. También Tole insistía en el reciclaje. “La zambomba tiene tres componentes: caña o mástil, como se le quiera denominar; parche y recipiente, que es el que más influye en el sonido de la zambomba. Reaprovechar cacerolas o pucheros viejos, también es una forma de reciclar”. El artesano está en estos días muy ocupado, mostrando en talleres cómo construir estos elementos navideños aquí y allá (20, 21 y 22 de diciembre en Almonacid), y también tocándolos, puesto que la Rondalla de Almonacid pasea el buen nombre de la villa en multitud de certámenes de villancicos por toda la provincia. Por supuesto, no falta el sonido de la zambomba, ni la voz de Tole, otro de sus tesoros.

Como cada año, la Ludoteca Municipal Pitufilandia ha participado activamente en el mercadillo navideño solidario, fabricando bolas de navidad recicladas, a partir de latas de refresco. Y lo mismo ha hecho con un árbol de Navidad, construido con botellas de plástico verde, casitas para belenes, bolsas con goma-eva y huevos de lana. Además, el sábado representaron la obra 'El mejor regalo', igualmente en el Casón de los Condes de Saceda, a partir de las 19:30 horas, sobre un texto de Teresa Martínez, la ludotecaria. Los niños y niñas de la Ludoteca cantaron unos villancicos y prepararon un chocolate calentito y solidario cuya recaudación entregarán a la AECC para que se destine a la investigación, precisamente sobre el cáncer infantil. Por último, se organizó un taller de felicitaciones navideñas.  

Además del puesto de Tole, de la participación de la Ludoteca, ha habido también un puesto de Cáritas, con donaciones almonacileñas, gestionado por voluntarias locales, y otro de Cruz Roja, y se pudo admirar y comprar la artesanía de la albalateña Ana María Burgueño, que vendía, igualmente con fines benéficos, y de la empresa MTA, y su artesanía en madera. El alcalde de Almonacid de Zorita, José María Cañadillas, agradece “la participación de los almonacileños en las actividades y su generosidad, porque, sin ellos, sin la gente, no hay Navidad”. 

Visto 790 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.