Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha (Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2022). Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha (Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2022).

Aprobado el presupuesto de Castilla-La Mancha 2022 sólo con los votos del PSOE

Tras 13 horas y media de debate entre las jornadas de ayer martes y de hoy miércoles por la mañana, el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado este miércoles el presupuesto de la Junta de Comunidades para 2022, que asciende a 12.273 millones de euros incluido el gasto financiero, con el único apoyo de los diputados del PSOE, que tienen mayoría absoluta en la cámara regional.

El presupuesto de la Junta de Castilla-La Mancha para 2022 ha recabado el voto en contra del PP y Cs y, tras 13 horas de debate -distribuidas entre las sesiones de este martes y este miércoles-, no se han aprobado ninguna de las 811 enmiendas parciales que ambos partidos de la oposición han mantenido vivas para su debate en el pleno del parlamento.

Las cuentas aprobadas este miércoles, y que podrán entrar en vigor el 1 de enero de 2022, ascienden a 12.273 millones de euros, incluido el gasto financiero, y si no se tiene en cuenta el gasto financiero suma 9.871 millones, el 2,1 % más que el presente año, es decir, 204,2 millones más.

 En su turno de intervención para cerrar el debate en el pleno, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha defendido que se trata de un presupuesto que "mira por las familias, por las empresas, las pymes y los autónomos", al tiempo que "refuerza los servicios públicos fundamentales" y los servicios sociales, y es "la principal herramienta" para la reactivación económica y la creación de empleo.

En este punto, ha subrayado que en las cuentas aprobadas este miércoles se recogen los compromisos incluidos en el Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo de Castilla-La Mancha, firmado con los agentes sociales y económicos, por lo que ha opinado que es "una incongruencia" que "el presupuesto esté muy bien visto por la sociedad, pero no por los grupos" en el parlamento. 

Ruiz Molina ha recordado que las cuentas para 2022 se han elaborado en base a “cinco premisas básicas”: poner todos los recursos necesarios para salir de la crisis sin dejar a nadie atrás; mantener la política económica y presupuestaria que tan buen resultado está teniendo en estos dos últimos años y que ha llevado a que Castilla-La Mancha sea la segunda comunidad autónoma que menos ha visto mermada su riqueza en 2020 y la que más empleo ha creado en España durante el último año; seguir impulsando la recuperación social; evitar que la crisis sea un pretexto para subir los impuestos; y mantener el compromiso con la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera.
 
Asimismo, ha enumerados las principales prioridades del proyecto de Ley de Presupuestos para el próximo ejercicio, que son: “continuar poniendo todos los medios financieros necesarios para recuperar la senda de creación de riqueza y empleo anterior a la crisis; asegurar un Estado del Bienestar más moderno y eficaz; incidir, en línea con la estrategia europea, en la modernización de nuestro tejido productivo y favorecer la expansión de nuestro sector empresarial, fundamental para la creación de riqueza y empleo; y seguir impulsando la estrategia para hacer frente al reto demográfico”.
 
Consolidación del gasto público
 
Un presupuesto que, como ha aseverado el consejero, “consolida el gasto público de carácter excepcional que hemos destinado este año para la recuperación social y económica tras superar la fase más dura de la pandemia y que nos permitirá financiar de manera adecuada y suficiente dos grandes grupos de políticas”, las relacionadas con el Estado del Bienestar y las que inciden de manera más directa en el crecimiento económico y en el empleo.
 
En relación al gasto social, ha detallado que se dedicarán cerca de 6.800 millones de euros para fortalecer los servicios públicos fundamentales y atender a las personas más vulnerables, situando de nuevo el gasto social en torno al 70 por ciento del gasto total de carácter no financiero.
 
“Esto supone que las partidas destinadas a sanidad, educación y servicios sociales crecerán en conjunto más del 50 por ciento en los últimos seis años”, ha continuado el titular de Hacienda y Administraciones Públicas, quien ha incidido en que la mitad de ese incremento se produce desde que sobrevino la pandemia y en que Castilla-La Mancha es la región que lidera el gasto sociosanitario asociado a la Covid-19.
 
En relación a las políticas de gasto orientadas al desarrollo económico y a la creación de empleo, Ruiz Molina ha resaltado que esta partida crece un 6 por ciento, cinco veces más que el crecimiento medio del presupuesto, hasta superar los 1.800 millones de euros.
 
“Unas políticas que nos permitirán afrontar dos importantes objetivos: acelerar la reactivación económica de la región, reforzando las políticas de empleo; e impulsar la innovación tecnológica, el desarrollo de la sociedad de la información y la sostenibilidad ambiental, para mejorar la capacidad productiva de nuestra comunidad autónoma”, ha matizado.
 
Un presupuesto del que ha destacado que es “claramente inversor”, ya que destina a inversión pública más de 1.400 millones de euros, entre infraestructuras básicas y de carácter social, además de ser “el instrumento para incentivar la inversión privada”.
 
Igualmente, el consejero ha hecho hincapié en que se va a trabajar con 728 millones de euros procedentes de los fondos asignados por el mecanismo de recuperación, transformación y resiliencia y en que da continuidad al presupuesto de 2021. “Y si en 2021 nos ha ido bien, en 2022 debemos continuar con esa misma política”, ha concluido Juan Alfonso Ruiz Molina.

Visto 357 veces