Castilla-La Mancha avanza del suspenso en 2015 al notable alto en atención a la dependencia

Castilla-La Mancha avanza del suspenso en 2015 al notable alto en atención a la dependencia

La directora general de Atención a la Dependencia, Ana Saavedra, ha destacado hoy la evolución de Castilla-La Mancha en materia de dependencia esta legislatura, al avanzar del suspenso en el mes de junio de 2015 al notable alto a fecha 31 de diciembre de 2017. Saavedra se ha pronunciado así en rueda de prensa en la Consejería de Bienestar Social para analizar los datos relativos a Castilla-La Mancha que recoge el XVIII Dictamen del Observatorio de la Dependencia recién publicado y que, según ha resaltado la directora general “habla de excelencia”, “Nos hemos situado en ese notable alto” en el mapa que marca y “estamos en ese perfil” con Castilla y León, algo que ha considerado “muy importante” ya que consideran “que el trabajo que estamos haciendo está sirviendo para algo”.

La directora general ha destacado que la Comunidad Autónoma obtiene la segunda mejor puntuación en cuando a la aplicación de la ley de Dependencia, un 8,2 sobre 10, mientras que en junio de 2015 era de 4,6.
 
Ha recalcado que es la mejor puntación desde la entrada en vigor de la ley, mientras que la calificación que más se aproxima ocurrió en 2009, cuando se llegó a un 8.
 
De este modo, Castilla-La Mancha se sitúa en segundo lugar en cuanto a atención a la Dependencia, tras la comunidad de Castilla y León y seguida de Andalucía, que obtiene una puntación de 6,4, casi dos puntos por debajo.
 
Del mismo modo, Saavedra ha resaltado que Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma que más ha crecido en el último año en cuanto a beneficiarios del Sistema de Dependencia, después de Navarra.
 
El Gobierno de Castilla-La Mancha ha incorporado al Sistema de Dependencia, desde el inicio de la legislatura hasta el mes de febrero de 2018, a 17.693 usuarios, hasta llegar a los 52.381, lo que supone un aumento del 51 por ciento, según los datos publicados por el IMSERSO.
 
Gasto público en Dependencia
 
La directora general también ha destacado que, según este informe, Castilla-La Mancha ocupa el tercer puesto en número de personas sobre el total de la población potencialmente dependiente con 827,52 euros anuales por persona potencialmente dependiente. Estos son 375.000 mayores y 140.000 personas con discapacidad superior al 33 por ciento en Castilla-La Mancha con un gasto real por persona dependiente en la región que supera los 6.000 euros anuales.
 
Además, ha resaltado que, por primera vez desde 2015, el limbo de la dependencia se sitúa por debajo de la media nacional y la lista de espera se ha reducido en el último año a la mitad, del 36 por ciento en 2016 al 15,5 por ciento a finales de 2017, mientras que en junio de 2015 era del 44 por ciento.
 
Tendencia de recuperación
 
Estos datos reflejan la consolidación de una tendencia “en superación y recuperación de las cifras en las  que se había hundido Castilla-La Mancha en 2012, 2013 y 2014” y que, a partir de la entrada en el Gobierno del presidente Emiliano García-Page en 2015, “empezamos a recuperar esa senda de crecimiento y además, lo estamos haciendo a una velocidad mayor que lo están haciendo el resto de las comunidades autónomas”.
 
Por otra parte, Saavedra se ha referido al dato del Dictamen del Observatorio de la Dependencia que recoge que Castilla-La Mancha ha dejado de recibir del Ministerio en el año 2017 un total de 28,9 millones de euros desde 2012.
 
En este sentido, ha expuesto que, según cálculos de la Consejería de Bienestar Social, la cifra se eleva a 80 millones en 2017 y a más de 400 millones desde 2012 si se tiene en cuenta el texto de la ley, que establece que la financiación del Gobierno de España debe ser del 50 por ciento.

Visto 356 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.