El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, en rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido el presidente de la región con los agentes sociales, la FEMP-CLM y con los presidentes de las cinco diputaciones provinciales. El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, en rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido el presidente de la región con los agentes sociales, la FEMP-CLM y con los presidentes de las cinco diputaciones provinciales.

Castilla-La Mancha baraja su cierre 14 días y rebajar a media noche el toque de queda

El Gobierno de Castilla-La Mancha baraja la posibilidad de acordar el cierre perimetral de la región durante los próximos 14 días, una opción que pondrá encima de la mesa este miércoles en la reunión prevista con los presidentes autonómicos de las comunidades de Madrid y de Castilla y León.

Así lo ha dado a conocer este martes el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, que ha precisado que la Vicepresidencia regional ha establecido, a lo largo de este martes, contactos con todas las comunidades autónomas limítrofes, aunque ha reconocido que lo que más le preocupa al Ejecutivo castellano-manchego es la "interacción especial" que mantiene esta región con la Comunidad de Madrid, sobre todo porque en las próximas semanas la región vecina tiene dos puentes festivos que "pueden provocar una movilidad especial".

Con todo, ha indicado que García-Page planteará en la reunión entre las tres comunidades que se celebra este miércoles en Ávila la posibilidad de acordar el cierre perimetral de Castilla-La Mancha durante los próximos 14 días, si bien ha abogado por que las tres comunidades tomen una "decisión conjunta" a este respecto.

No obstante, a preguntas de los periodistas, ha afirmado que, si no se produce esa decisión coordinada, el Gobierno castellanomanchego tomará definitivamente una decisión "pensando en los intereses de Castilla-La Mancha".

Por otro lado, el vicepresidente regional ha informado también de que el Ejecutivo castellano-manchego "sopesa" otra decisión en relación a la modificación del horario de las restricciones de movilidad nocturna, de manera que está valorando retrasar el llamado 'toque de queda' y establecerlo desde las 00:00 hasta las 6:00 horas.

En este sentido, ha explicado que éste es un planteamiento que le están haciendo algunos sectores económicos de la región al Ejecutivo y que está "dispuesto a estudiarlo" para tomar una decisión definitiva.

Asimismo, también ha apuntado que "sopesa" de igual modo la reducción de los grupos sociales de 10 a un máximo de seis personas, tanto en el ámbito privado como público.

En el caso de que lleguen a acordarse todas estas decisiones, Martínez Guijarro ha dicho que el presidente regional firmaría el decreto este miércoles y sería publicado al día siguiente, por lo que estas medidas entrarían en vigor el mismo jueves.

COMITÉ DE COORDINACIÓN DE APOYO AL PRESIDENTE

En otro orden, Castilla-La Mancha contará con un comité de coordinación interadministrativa durante el tiempo que esté vigente el estado alarma, que servirá de apoyo al presidente autonómico, Emiliano García-Page, como autoridad delegada para la toma de las decisiones que sean necesarias durante las próximas semanas o meses con motivo de la pandemia.

Así lo ha avanzado el vicepresidente del Gobierno regional, tras la reunión del jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, con representantes de los agentes económicos y sociales de Castilla-La Mancha, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la Delegación del Gobierno de España y los presidentes de las cinco diputaciones provinciales.

El objetivo de este encuentro, ha explicado Martínez Guijarro, ha sido informarles de cuál va a ser, a partir de ahora, el esquema de trabajo a seguir en aplicación del decreto 926/2020, que fija el nuevo estado de alarma y establece que la autoridad delegada en la comunidad autónoma es el presidente de Castilla-La Mancha.

En este sentido, ha informado de que el Consejo de Gobierno ha acordado este martes crear un comité de coordinación interadministrativa durante el tiempo que esté vigente el estado de alarma, que servirá de apoyo al presidente como autoridad delegada para la toma de las decisiones que sean necesarias durante las próximas semanas o meses.

Este órgano estará integrado por representantes de la Administración regional (el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, y el propio vicepresidente de la Junta), así como los directores generales de Salud Pública, Protección Ciudadana, Empresas, Transporte y Movilidad; representantes de la Delegación del Gobierno (encabezada por su responsable, Francisco Tierraseca), de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de las Fuerzas Armadas; y la presidenta de la FEMP en Castilla-La Mancha, Tita García.

Además de este comité de coordinación interadministrativa, seguirán funcionando los órganos técnicos de apoyo, desde el punto de vista de salud pública y asistencial, para recoger las propuestas que realicen sus responsables.

Asimismo, el Ejecutivo autonómico ha registrado en las Cortes de Castilla-La Mancha la solicitud de comparecencia en la comisión correspondiente para informar “a priori quincenalmente” de las decisiones que puedan ir tomando en relación con el estado de alarma, de manera que la Cámara regional tenga “cumplida información de ello”, ha concluido Martínez Guijarro.

Visto 606 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.