José Antonio Ballesteros, director general de Asistencia Sanitaria. José Antonio Ballesteros, director general de Asistencia Sanitaria.

Castilla-La Mancha está retomando en las últimas semanas consultas, operaciones y tratamientos

La disminución de la presión asistencial y el número de contagios debidos al coronavirus está permitiendo que los centros del sistema sanitario público de Castilla-La Mancha estén retomando en las últimas semanas consultas, operaciones y tratamientos que se habían pospuesto con motivo de la pandemia. “Una dinámica que se va a mantener durante todo el verano y que no va a frenarse en la época estival” tal y como ha señalado hoy el director general de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros.

“En los últimos cuatro años hemos estructurado el plan Más Sanidad, que ha dado muy buenos resultados y este año, desde luego, el enfoque va dirigido a mantener la actividad que estamos teniendo ya en el mes de junio a lo largo de todos los meses del verano, y que tiene que dar como resultado una disminución del tiempo que nuestros ciudadanos están esperando después de que la actividad se haya visto reducida en los últimos meses debido a la pandemia”, ha remarcado Ballesteros en rueda de prensa. 
 
En este sentido, ha insistido en que los engranajes de todos los hospitales y centros de Atención Primaria vienen trabajando desde hace varias semanas para planificar el funcionamiento durante los próximos meses de las instalaciones y las dinámicas de trabajo. Así, ha señalado que la nueva normalidad nos ha llevado ya hoy a que tengamos, por ejemplo, resonancias magnéticas en toda la región funcionando, allí donde lo requieren, a triple turno, incluso los fines de semana.
 
Igualmente, ha indicado que se está llegando ya casi al 65 por ciento de actividad en las áreas quirúrgicas. “Cuando la pandemia entró de lleno allá por el mes de marzo estábamos operando más de 500 pacientes diariamente; era nuestra velocidad de crucero”, ha recordado Ballesteros, quien ha explicado que actualmente se están sobrepasando ya casi todos los días las trescientas intervenciones quirúrgicas programadas, también en turno de tarde.
 
“Tenemos que ser capaces y creemos que vamos a serlo, si el virus nos lo permite, alcanzar niveles de actividad superiores a los que hubo en la región en meses similares de años anteriores”, ha aseverado Ballesteros.
 
Apuesta por la Telemedicina
 
En el ámbito de las consultas externas se está potenciando de manera decidida la telemedicina y, por ejemplo, ya se ha puesto en marcha al cien por cien de actividad la Teledermatología, de tal manera que toda la Atención Primaria de la región está citando ya cuando requiere hacer una interconsulta a los pacientes en el ámbito hospitalario a través de este nuevo sistema.
 
“Nuestros ciudadanos ya no tienen que ir a la consulta del especialista salvo que el dermatólogo así lo determine, porque ya desde los centros de Atención Primaria emiten una interconsulta con una fotografía y eso es lo que viaja”, ha explicado el director general, quien ha añadido que aunque esta experiencia se venía desarrollando desde hace más de diez años a través de proyectos pilotos, desde esta misma semana ya se ha implantado al cien por cien en toda la comunidad autónoma.
 
Desde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se está trabajando hasta con una decena de sociedades científicas para potenciar la telemedicina en aquellas especialidades y estructuras en las que estos especialistas están recomendando y orientando.
 
En cuanto a la Atención Primaria, ha insistido en la importancia de que los ciudadanos recuerden la necesidad de concertar siempre una primera cita telefónica con su profesional con el fin de que haya “un filtro previo” que permita determinar qué paciente es absolutamente necesario que acuda presencialmente al centro sanitario para ser atendido.
 
El director general de Asistencia Sanitaria ha explicado que toda la “reactivación asistencial” se está realizando bajo tres premisas fundamentales: la seguridad para profesionales y pacientes; baja densidad de personas en las instalaciones sanitarias y rápida reversibilidad. Y es que según ha dicho,  ante la amenaza de un rebrote, “los servicios sanitarios deben estar en disposición de modificar su modelo organizativo y su actividad para hacer frente al Covid-19 en un periodo entre 24 y 48 horas”.
 

Visto 257 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.