Castilla-la mancha pedirá el paso a fase 3 de Cuenca y Guadalajara a partir del próximo lunes

Castilla-la mancha pedirá el paso a fase 3 de Cuenca y Guadalajara a partir del próximo lunes

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido pedir formalmente el paso de las provincias de Cuenca y Guadalajara a la fase 3 de desescalada.

Así lo ha dado a conocer la portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno.

En caso de que se apruebe por parte del Ministerio de Sanidad esta petición, volverían a sacar ventaja a las provincias de Albacete, Toledo y Ciudad Real, que tendrían que esperar al menos una semana más para equipararse a Cuenca y Guadalajara.

La consejera ha informado de que, en estos momentos, en los hospitales de Castilla-La Mancha hay 130 personas ingresadas por COVID-19 y en cinco de ellos no hay pacientes ingresados por esta enfermedad, “unos datos esperanzadores que esperamos se vayan confirmando en los próximos días porque demuestran que la pandemia se está conteniendo a pesar de ir pasando de fase e ir recuperando libertad de movimientos”.

Por lo que respecta a la diagnosis, en las últimas 24 horas en Castilla-La Mancha y mediante la técnica de PCR se han diagnosticado 25 casos nuevos de COVID, una detección que tiene que ver con la función rastreadora que realizan los equipos de enfermeras investigadoras con los que el Sistema Público de Salud de Castilla-La Mancha se ha reforzado.

En cuanto a ingresos, en este mismo período de tiempo se han producido 4, aunque en ningún caso ha sido necesario respirador.

Este conjunto de datos favorables indica una evolución positiva y fundamentan las “decisiones del Consejo de Gobierno, siempre tomadas desde la máxima prudencia”, ha concluido sobre este punto la portavoz.

Discordancia de datos

Cuestionada por el desajuste de datos facilitados este lunes entre la Comunidad Autónoma y el Ministerio de Sanidad --se reportaron cinco fallecidos según la estadística regional y ninguno desde el departamento ministerial--, Fernández ha explicado que los cinco decesos notificados ayer no hacían referencia a que los fallecimientos se produjeran ese mismo día.

Así, ha abundado en que esos cinco fallecimientos notificados pueden haberse producido "hace dos, tres o cuatro días", pero se tuvo constancia de que la causa fue el COVID en las últimas 24 horas.

Con todo, ha abundado en que la semana pasada el Ministerio cambió el modelo de expresión de datos para tener una imagen temporal "fiel de la evolución de la pandemia", y en todo caso al final de la semana, con actualizaciones de los datos de las comunidades autónomas, "coincidirán al milímetro como ha sido siempre".

"El sistema de recopilación de datos puede ser en hospitales, viviendas privadas o recursos asistenciales, por lo que puede tener demoras de dos, tres o cuatro días hasta que se conocen las pruebas oportunas. En nuestro caso concreto, que son conocidos en el día, se notifican. Pueden ser casos de dos, tres o cuatro días atrás. Por tanto, los cinco fallecimientos no son de las últimas 24 horas, solo detectados en las últimas 24 horas", ha zanjado.

Esfuerzo integral

Blanca Fernández ha informado de otras acciones en las que viene trabajando el Ejecutivo autonómico y que dan cuenta de una estrategia global para acabar de doblegar la pandemia y preservar la salud de todas las personas.

En primer lugar, se sitúa el esfuerzo diagnóstico para detectar la enfermedad en base al cual, en Castilla-La Mancha hasta la fecha se han realizado 107.000 pruebas PCR y 137.000 test rápidos, lo que suma en total 244.000 pruebas de diagnóstico para detectar el virus “un esfuerzo que vamos a seguir haciendo porque entendemos que esa es la línea de trabajo” junto con el reparto de materiales de protección a todas las gerencias de salud.

En el ámbito de la investigación, continúa el estudio de seroprevalencia entre los profesionales del SESCAM, de sus contratas y del Servicio de Ambulancias, una investigación determinante para conocer la afectación que ha tenido dentro del colectivo sanitario y no sanitario y saber el nivel de inmunidad que tienen todos estos profesionales que trabajan en primera línea.

Por lo que respecta a la población en general, la portavoz ha recordado el reparto de mascarillas que se dispensan desde ayer en las oficinas de farmacia mediante la presentación de la tarjeta sanitaria. En las primeras 24 horas se han repartido 150.000 paquetes lo que suponen 450.000 mascarillas. Blanca Fernández ha recordado que se podrán retirar a lo largo de todo el mes de junio y que es conveniente evitar las aglomeraciones en las farmacias para recogerlas.   

Visto 384 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.