El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, hoy en Molina de Aragón. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, hoy en Molina de Aragón.

Castilla-La Mancha procederá judicialmente ante los incendios ocurridos por impudencias

El presidente regional, Emiliano García-Page, ha anunciado hoy que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a proceder judicialmente ante algunos de los últimos incendios ocurridos este verano en la región por las posibles impudencias que se hayan podido cometer en el periodo de alto riesgo. “Vamos a ir a la Fiscalía y espero que no solo pueda caerles el peso de la ley, sino que puedan terminar sufragando todos los costes, tanto para las personas como para la Administración, que han supuesto los incendios provocados claramente por algo más que una negligencia”, ha señalado con contundencia García-Page.

De esta forma lo ha avanzado el presidente regional tras inaugurar la reforma del Paseo de los Adarves en Molina de Aragón (Guadalajara), una mejora que ha posibilitado la nueva red de aguas pluviales, abastecimiento y riego, renovación de alumbrado público con luminarias LED, reordenación de aparcamientos y aceras, nueva pavimentación, zonas ajardinadas y renovación de señalización y marcas viales.

“Se trata de algo excepcional, si el comportamiento fuera generalizado tendríamos que tomar medidas mucho más drásticas”, ha considerado el presidente, al tiempo que ha recordado el planteamiento que existe de todas las comunidades autónomas “a petición del Estado” para prohibir el uso de maquinaria agrícolas en las horas de más calor.

En este sentido, ha lamentado que ha habido “excepciones” y ha relatado que cuentan con atestados de la Guardia Civil “que dejan muy claro que hay quienes se han saltado la prohibición a la torera, lo que ha tenido consecuencias de muchos daños a naturaleza y propiedades, y ha estado a punto en algún caso de ocasionar accidentes con riesgo para las vidas humanas”.

Por ello, ha avanzado que, de cara al futuro, se hará un planteamiento “junto a las organizaciones que protegen los intereses del mundo agrario y ganadero” para establecer una normativa específica con el objetivo de que las actuaciones en los momentos de verano “tengan una vigilancia y un control diferente”.

En último lugar, y tras hacer un llamamiento a la prudencia “porque estamos obligados a perseguir a quienes están delinquiendo”, ha puesto en valor nuevamente el trabajo del servicio de extinción de incendios en Castilla-La Mancha, “que están desplegándose por toda España para ayudar en otros puntos”.

Su trabajo, ha señalado, ha permitido que, a pesar de haber aumentado un 50 por ciento el número de siniestros, “el 86 por ciento no haya pasado de conato, y eso es realmente lo más importante, cogerlo a tiempo según empieza”. Asimismo, ha subrayado que los cinco incendios más relevantes que sufría la región -Humanes, Almadén, Malagón, Sartajada y Ruidera- ya están en vías de extinción.

Visto 317 veces