El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, en su intervención en las Cortes de CLM. El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, en su intervención en las Cortes de CLM.

De cada mil herencias, sólo 20 pagarán el Impuesto de Sucesiones

El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha subrayado hoy que "con el Gobierno de Emiliano García-Page se baja la presión fiscal" y ha apuntado que con su propuesta "de cada mil declaraciones por herencia sólo pagaran 20" el Impuesto de Sucesiones, mientras que con el PP pagaban las mil.


Ruiz Molina se ha pronunciado así durante su intervención en el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha en el debate general a propuesta del grupo parlamentario popular sobre la presión fiscal en la comunidad autónoma,

El consejero ha resumido que la política fiscal del Gobierno regional se basa en "exigir más a quien más puede pagar para dar mucho más a quien más lo necesita", frente al del PP que, a su juicio, en la anterior legislatura actuó "aumentando la desigualdad".

Ha afirmado que en 2016 el Gobierno castellanomanchego va "a empezar a hacer efectivo" un sistema tributario basado en los principios de igualdad y progresividad, y ha destacado que no se plantean modificaciones ni en el IRPF ni en el Impuesto sobre el Patrimonio.

Ha recalcado también que se eliminan 30 tasas, entre ellas las relativas a la dependencia, que ha calificado de "tasas de la vergüenza", y se producen modificaciones en los Impuestos de Sucesiones y Donaciones y de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados enfocadas a "disminuir la brecha entre quienes más tienen y los que más necesitan".

Sobre la ley de tasas, el consejero ha dicho que se han suprimido un "importante" número en aras a "paliar la injusticia del PP y del Gobierno de Cospedal" en materia tributaria, y ha avanzado que habrá exenciones para desempleados y familias numerosas y se van a congelar el resto.

En cuanto al Impuesto de Sucesiones, ha subrayado que las bonificaciones por herencias se van a elevar al 95 por ciento, ya que quedarán exentos quienes tengan una herencia inferior a 175.000 euros.

Según los datos que ha ofrecido, esto supone que el 98 % de las declaraciones de herencia quedarán exentas de pagar (bonificadas al cien por cien) mientras que con el anterior Ejecutivo pagaban "todos los contribuyentes, ya fuera la herencia grande o pequeña".

Asimismo, un uno por ciento de las declaraciones de herencias quedará igual y otro uno por ciento pagará más, con lo que "de mil declaraciones por herencia solo pagarán veinte, y con anterior pagaban mil".

Respecto a la donaciones, Ruiz Molina ha manifestado que el 96 % pagará lo mismo, con lo que el 50 por ciento de un cigarral en Toledo valorado entre uno y dos millones de euros pagará más ahora, ha citado como ejemplo.

El consejero de Hacienda también ha detallado que en las transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados se reducirá del 7 al 6 % el tipo en la transmisión de una vivienda habitual de menos de 180.000 euros, aumentará del 8 al 9 el tipo general y pasará del 1,25 al 1,50 el tipo de gravamen en los documentos notariales.

En cuanto al IRPF y el impuesto del patrimonio, el consejero ha explicado que no se modifica porque está "pendiente" de una gran reforma que debe acometer el Gobierno central, y ha reflexionado que "bajar el Impuesto de la Renta puede ser bueno o malo según a quien se quiera beneficiar o a quien proteger".

Visto 2459 veces