Con los 19 votos a favor de los diputados socialistas, el candidato Emiliano García-Page  ha sido investido de nuevo presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a las 14:50 horas de hoy. Con los 19 votos a favor de los diputados socialistas, el candidato Emiliano García-Page ha sido investido de nuevo presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a las 14:50 horas de hoy.

García-Page reelegido presidente de Castilla-La Mancha con la mayoría absoluta del PSOE

El candidato a la Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (PSOE), Emiliano García-Page, ha sido elegido presidente de la Junta para una segunda legislatura consecutiva, gracias a la mayoría absoluta de los socialistas en la región.

Tras siete horas de debate en el pleno de investidura, que se ha celebrado entre este martes y este miércoles en las Cortes de Castilla-La Mancha, García-Page ha sido reelegido para la Presidencia de la Junta con el voto a favor de los 19 parlamentarios socialistas y el voto en contra de los 10 diputados del PP y de los cuatro de Ciudadanos.

La votación se ha realizado por llamamiento y, una vez que el presidente de las Cortes, Pablo Bellido, ha realizado el recuento de votos y se ha confirmado que el candidato socialista continúa al frente de la Junta de Comunidades, García-Page se ha abrazado al vicepresidente primero de la Junta en funciones, José Luis Martínez Guijarro, y a otros miembros de su Ejecutivo.

También se han acercado a felicitarlo -mientras le aplaudían los parlamentarios de la bancada socialista y los consejeros en funciones presentes en el debate de investidura-, el presidente del grupo popular, Paco Núñez, y a continuación la portavoz de Ciudadanos, Carmen Picazo.

El recién elegido presidente de Castilla-La Mancha presentó sus principales propuestas para la región para los próximos 4 años en la primera sesión del debate de investidura, las cuales -dijo- pretende llevar adelante con diálogo y acuerdos en una legislatura que prevé marcada por la estabilidad gracias a una "holgada" mayoría absoluta.

García-Page ha detallado que su programa incluye iniciativas en materias como empleo, sanidad, educación, servicios sociales, agua, infraestructuras y lucha contra la despoblación.

También pidió tanto a la oposición como a los empresarios y sindicatos cerrar acuerdos en materia económica y social antes de las Navidades, así como sobre la reforma del Estatuto de Autonomía, que ha propuesto que se inicie en la primera parte de la legislatura, y la posterior reforma de la ley electoral, para elevar el número de diputados de la cámara regional.

Además, García-Page ha subrayado que la región está en la actualidad mejor que hace cuatro años y ha confiado en que esté "mucho mejor" dentro de otros cuatro.

En su última intervención en el pleno de investidura, García-Page ha confiado en que el debate de investidura, que se ha prolongado durante más de siete horas entre las dos jornadas, "haya podido interesar" a la ciudadanía y no haya sido "una anécdota más o un trámite".

A su parecer, los ciudadanos en las elecciones del 26 de mayo apostaron por que el PSOE "siga cambiando las cosas" y, en esta línea, ha reivindicado que la región está "mejor que hace cuatro años", aunque ha admitido que aún quedan aspectos por mejorar, y ha vaticinado que estará "mucho mejor" dentro de los próximos cuatro.

García-Page, que también es secretario general de los socialistas castellano-manchegos, ha destacado que el partido que lidera "se identifica con su tierra" y además ha asegurado que el PSOE en Castilla-La Mancha "es un partido grande, que se va a hacer escuchar en España", al tiempo que ha añadido que "esta región se tiene que escuchar en España".

"Soy consecuencia de un partido que tiene una trayectoria, que hace gala de honestidad, moderación y mucha cercanía, que me permite y me obliga gobernar para todos, aunque a veces eso rechine en el PSOE", ha afirmado García-Page.

En cuanto a la nueva legislatura que comienza, de la que ha vaticinado que habrá "momentos duros" a pesar de la mayoría absoluta, ha aseverado que tiene claros los objetivos, si bien ha pedido que "nadie espere milagros ni sorpresas, ni conejos en las chistera" y aunque ha asegurado que no presume de ser previsible, sí ha dicho que tiene "una línea definida como presidente y como político", por lo que ahora no va a salirse "del carril".

Por último, le ha pedido a su partido en Castilla-La Mancha que "no renuncie nunca al regionalismo sano" que a su entender representa y que le advierta sobre "lo que falta" en el Ejecutivo regional.

Emiliano García-Page tomará posesión como presidente de la Junta de Comunidades, por segunda y última vez -según la Ley Electoral de Castilla-La Mancha- el sábado 6 de julio, en el Palacio de Fuensalida de Toledo, sede de la Presidencia de la comunidad. 

Visto 457 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.