Colocación de la primera piedra de la construcción del nuevo Centro de Salud de Campillo de Altobuey, en Cuenca. Colocación de la primera piedra de la construcción del nuevo Centro de Salud de Campillo de Altobuey, en Cuenca.

La normalidad presencial volverá a las consultas de la Atención Primaria en Castilla-La Mancha

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha asegurado que la normalidad presencial volverá a las consultas de la Atención Primaria en Castilla-La Mancha. Así lo ha destacado durante el acto simbólico de colocación de la primera piedra de la construcción del nuevo Centro de Salud de Campillo de Altobuey, al que ha asistido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Fernández Sanz ha destacado que, gracias a los esfuerzos de la población, Castilla-La Mancha ya está a día de hoy en una nueva normalidad, a lo que se ha unido el proceso de vacunación contra el Covid-19, por lo que “si la sociedad está en la normalidad, la Atención Primaria debe volver a la etapa pre-covid”.
 
El consejero ha recordado que este proyecto fue uno de los que se paró en la legislatura 2011-2015, y que es uno más de los que ha revitalizado el Gobierno de Emiliano García-Page.
 
Asimismo, ha resaltado que, actualmente, el Gobierno de Castilla-La Mancha dedica el 28 por ciento del presupuesto en materia de Sanidad a la contratación de personas en la Atención Primaria. “Estamos en medio de una pandemia y, pese a eso, no hemos dejado de invertir en tecnología y en recursos humanos”, ha reseñado Fernández Sanz.

Tercera dosis de seguridad

Por su parte l presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado este viernes que la Comunidad Autónoma planteará la posibilidad de administrar una “tercera dosis de seguridad” a las personas mayores y a las más vulnerables; una propuesta que la región efectuará “dentro de muy pocas semanas”, ha adelantado. “Podemos hacerlo”, ha proseguido García-Page, quien ha calificado esta tercera dosis como un “reaseguro, un doble seguro” para estos colectivos.
 
“Vamos a insistir, siempre en consenso, no para hacer política barata” en la inoculación de esta tercera dosis “a toda la Tercera Edad”, ha subrayado el presidente regional, quien ha defendido la compatibilidad de administrar esta tercera dosis mientras, paralelamente, “estamos donando mucho dinero y vacunas a países que lo necesitan”. “Nuestra responsabilidad es ésta y lo hemos pasado tan mal como para no escatimar con ello”, ha sentenciado.
 
No olvidar el virus
 
“Tenemos muy acorralado al virus, tenemos derecho a no tener miedo porque ahora tenemos lo que no teníamos hace un año, que son vacunas”, ha manifestado el presidente castellanomanchego en la Casa de la Cultura de Campillo de Altobuey. A este respecto, García-Page ha remarcado que “este esfuerzo, a la vuelta de treinta, cincuenta o cien años, se verá como un ejercicio histórico de la Humanidad”, ha valorado.
 
En relación a la reciente aprobación del decreto que elimina las principales restricciones en Castilla-La Mancha, el presidente autonómico ha advertido que “esta vuelta a la normalidad tiene que significar una permanencia en la prudencia, que sigamos teniendo una cierta distancia con el virus”, ha proseguido. “Lo peor que nos podría pasar es que olvidáramos ahora lo que hemos pasado”, ha zanjado.
 
La vuelta de la atención primaria presencial
 
Asimismo, y tras la aprobación del citado decreto para volver “casi a un 95 por ciento de la normalidad”, García-Page se ha referido a la vuelta de la atención presencial en la Sanidad pública de cuyos profesionales ha manifestado sentirse “orgullosísimo”. Por ello, el presidente autonómico ha brindado un “enorme aplauso a todos los profesionales de la Atención Primaria que se están dejando la piel”, todavía un año y medio después del inicio de la pandemia.
 
De igual manera, el jefe del Gobierno regional ha valorado que “somos la región, con diferencia, de toda España que más dinero de todos ha puesto para combatir un problema que tenemos todos”. En este punto, García-Page ha subrayado que “no hemos parado las grandes obras ni los grandes proyectos” y ha puesto como ejemplo el nivel de ejecución de grandes infraestructuras, como el nuevo hospital de Cuenca que ha superado ya el 61 por ciento de la obra planteada.
 
A este respecto, Emiliano García-Page ha destacado que la Comunidad Autónoma ha destinado “más en ayudas de empresarios y autónomos que nadie en España” o que haya “doblado los planes de empleo hasta los 102 millones de euros”, ha recordado. “De momento el COVID no ha parado a Castilla-La Mancha; nos ha dolido, pero no nos ha parado”, ha concluido.
 
Durante este acto, Emiliano García-Page ha estado acompañado por el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz; la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano; la delegada de la Junta en Cuenca, María Ángeles Martínez; el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Álvaro Martínez Chana; y el alcalde de Campillo de Altobuey, Francisco López.
 
Nuevo Centro de Salud de Campillo de Altobuey
 
El nuevo Centro de Salud de Campillo de Altobuey dará cobertura a más de 2.000 tarjetas sanitarias de esta Zona Básica de Salud que está integrada por los municipios de Almodóvar del Pinar, Chumillas, Enguídanos, Paracuellos de la Vega y Solera de Gabaldón y sustituirá a las actuales instalaciones sanitarias que se encuentran ubicadas en un edificio propiedad municipal con importantes carencias en los espacios e infraestructuras.
 
Las obras, que se han iniciado hoy con la colocación de la primera piedra, tendrán un plazo de ejecución de 13,5 meses y supondrán una inversión del Gobierno de Castilla-La Mancha superior a 1,5 millones de euros.
 
Las nuevas instalaciones sanitarias con las que el Gobierno regional va a dotar al municipio de Campillo de Altobuey se levantarán en unos terrenos cedidos por el Ayuntamiento campillano, en la calle Camino Quemado y tendrán una superficie construida de 835 metros cuadrados.
 
 

Visto 295 veces