Imprimir esta página
El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha recordado que Castilla-La Mancha adapta sus medidas a lo decidido en el seno del Consejo Interterritorial de Salud y ha explicado que, en este momento, se está trabajando en un documento relativo a los festejos populares, para poder abordar las posibles medidas a adoptar en este ámbito. El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha recordado que Castilla-La Mancha adapta sus medidas a lo decidido en el seno del Consejo Interterritorial de Salud y ha explicado que, en este momento, se está trabajando en un documento relativo a los festejos populares, para poder abordar las posibles medidas a adoptar en este ámbito.

Las fiestas de los pueblos siguen en el aire, "ójalá pudiéramos tener otras certidumbres", dice en consejero de Sanidad

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha recordado que el mejor protocolo que actualmente tiene la sociedad para hacer frente a la pandemia por COVID-19.

“La inmunización de la población es lo más importante que nos está ocurriendo ahora mismo, así como continuar cuidando el uso de la mascarilla, las distancias, las medidas de higiene, etcétera, porque eso es lo que sigue manteniendo las barreras contra el virus”, ha señalado durante su intervención en el Pleno de las Cortes regionales celebrado hoy jueves.
 
En este sentido, ha explicado que durante el mes de abril en Castilla-La Mancha se han administrado la mitad de las vacunas administradas desde que comenzó la vacunación en diciembre de 2020. “Si llevamos unas 700.000 dosis, la mitad se han puesto en abril, y mayo será mejor, y ese seguir vacunando es el mejor protocolo”, ha reiterado.
 
“Nos gustaría encontrarnos en otra situación, podemos estar mejor en nuestra región y en nuestro país, pero no estaremos bien hasta que la situación esté controlada en todo el mundo”, ha señalado, por lo que, ha continuado, “no podemos hablar de normalidad hasta que alcancemos ese momento, aunque nuestra realidad es diferente”.
 
Medidas adaptadas a las actividades
 
Así, ha explicado que la evolución de la pandemia en Castilla-La Mancha es positiva en las últimas semanas, lo que ha permitido flexibilizar algunas medidas. En este sentido, Castilla-La Mancha cuenta con un marco normativo que se ha actualizado en función de las actividades y de la situación epidemiológica de cada momento.
 
“Existen protocolos de prevención de las transmisiones de esta epidemia adecuados a los tipos de actividades que se han ido elaborando a lo largo del tiempo, están publicados en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha; las variables de riesgo están definidas e identificadas, como se pueden encontrar en la última estrategia aprobada en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, y lo que nos lleva a tomar las distintas decisiones”, ha recordado el consejero de Sanidad.
 
“Ojalá pudiéramos tener otras certidumbres, pero las certidumbres en una pandemia las marcan la situación epidemiológica y eso es lo que nos permite hacer las proyecciones de lo que nos puede ocurrir en los meses posteriores; buscar otra certidumbre es irreal”, ha explicado.
 
Por tanto, Castilla-La Mancha adapta sus medidas a lo acordado y decidido en el seno del Consejo Interterritorial. En este sentido, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha recordado que actualmente se está trabajando en un documento tanto en la Comisión de Salud Pública como en el Consejo Interterritorial relativo a los festejos populares para abordar las posibles medidas a adoptar en este ámbito.
 
“Las recomendaciones y las medidas las definen los profesionales de Salud Pública en colaboración con los profesionales del ámbito asistencia. Es el trabajo diario de muchos profesionales”, ha reivindicado.

Iniciativa presentada por el PP

La intervención del consejero venía motivada por la propuesta del PP en la que instaban al Gobierno regional a elaborar un Protocolo Regional de actuación aplicable a los eventos populares y culturales celebrados en Castilla-La Mancha.

La diputada regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Gema Guerrero, señaló “primamos la vida y la salud, pero si la situación epidemiológica lo permite, la salud puede ser compatible con el mantenimiento de nuestras tradiciones y festejos populares, como también se puede compaginar la salud y la economía“.

Así, ha pedido al Gobierno regional que “se moje“ y diga claramente qué es lo que pueden o no pueden hacer los alcaldes en sus pueblos y que no se limite a simples “recomendaciones“.

Y todo ello, ha indicado, “con suficiente antelación“ para que los equipos de gobierno de los ayuntamientos sepan a qué atenerse y si se puede programar actos en las fiestas populares o no.

Así, ha puesto como ejemplo los encierros en el campo, ya que hay pueblos que tienen una gran tradición de hacer este tipo de festejos y la resolución de la consejería de Sanidad no detalla nada en este sentido,“ni prohíbe, ni autoriza, únicamente no recomienda“. Por lo tanto, el Gobierno regional debe asumir su responsabilidad y reglar lo que se puede hacer y lo que no.

“Los alcaldes estamos hartos de que nos echen la responsabilidad de decidir, algo que la administración regional nos tiene que dar resuelto“.

Por todo lo anterior, Guerrero ha asegurado que el Gobierno de Page en lugar de lanzar el balón a los alcaldes tiene la obligación y la responsabilidad de elaborar con suficiente antelación un protocolo de festejos donde se fije qué es lo que está permitido y qué no para evitar contagios y contener la pandemia y, al mismo tiempo, cuidar y mantener nuestras tradiciones y nuestro patrimonio artístico y cultural con unas fiestas seguras.

La parlamentaria popular ha advertido que hay muchas familias en nuestra región que viven de los festejos populares; la hostelería, empresas de pirotecnia, feriantes, trabajadores de orquestas, compañía de teatros y bandas de música, entre otros.

Visto 517 veces

Artículos relacionados