Mañana empieza otoño más cálido de lo normal y en el que no se espera lluvias

Mañana empieza otoño más cálido de lo normal y en el que no se espera lluvias

El otoño que da comienzo mañana, 22 de septiembre, registrará temperaturas superiores a las normales en dicha estación del año, que pueden ser de un grado más en el oeste y hasta de 2,5 en el este de la región, y "no se esperan grandes precipitaciones".

Así lo ha avanzado hoy en Toledo la delegada de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, que ha realizado también un resumen climático del verano, balance hídrico y la tendencia para los próximos diez días.

Castro ha resaltado que la tendencia de temperaturas superiores a los valores normales del otoño en Castilla-La Mancha será general en el resto del país y ha avanzado también que, debido al calentamiento del Mar Mediterráneo en verano, este otoño se registrarán "familias de tormentas" en el este de la Península, que pueden pasar por Albacete y Cuenca.

En cuanto a las precipitaciones, ha indicado que, "con la correspondiente cautela ya que estamos hablando de predicciones que varían más en las estaciones de otoño y primavera", podrían ser en torno a un 45 por ciento inferiores a los valores normales.

Refiriéndose al periodo estival que ahora termina, Castro ha indicado que el verano de 2016 ha sido muy cálido en Castilla-La Mancha y concretamente, en Toledo, el segundo más cálido de toda la serie de que se dispone después del verano de 2015.

En Ciudad Real ha sido el tercer verano más cálido del periodo 1981/2010; en Cuenca y en Molina de Aragón ha sido el cuarto más cálido y, en la base aérea Los Llanos, de Albacete, ha sido el sexto más cálido.

También ha precisado que, de los tres meses del verano, julio ha sido el más cálido, con 2.1 º por encima de lo normal en Toledo, mientras que junio fue normal en Toledo, Cuenca y Molina de Aragón, y cálido en Ciudad Real y la basa aérea de Albacete.

El mes de agosto fue muy cálido, excepto en la base aérea de Albacete, donde ha sido cálido, según Castro, quien ha detallado que las temperaturas más elevadas del verano se registraron el 29 de julio, con 41.2º en Toledo, mientras que el valor mínimo se observó el día 1 de junio, con -2.0º en Salvacañete (Cuenca).

En cuanto a las precipitaciones, el verano ha sido muy seco en toda la región y en el observatorio de Ciudad Real ha sido extremadamente seco.

Así, el mes de junio fue muy seco en Toledo, Ciudad Real y la base aérea de Albacete, y seco en Cuenca y Molina de Aragón (Guadalajara); en la base aérea de Albacete fue el segundo mes de junio más seco de los últimos 36 años y en Ciudad Real ha sido el tercer mes de junio más seco.

El mes de julio fue seco en Molina de Aragón, en Toledo, y en Ciudad Real y en la base aérea de Los Llanos fue normal, mientras que en Cuenca fue húmedo.

El mes de agosto fue seco en Toledo y Ciudad Real, muy seco en Cuenca y en Molina de Aragón y normal en la base aérea de Albacete

En cuanto al mes en curso, la delegada de la AEMET en Castilla-La Mancha ha indicado que, en la primera quincena, las precipitaciones se han producido en torno a los días 13 y 14.

Y ha ofrecido los datos de cinco efemérides de calor registradas el pasado 7 de septiembre, cuando se llegó a 41,3 grados centígrados en Toledo, 42,6 en Talavera de la Reina, 41,5 en Albacete, 43,4 en Ciudad Real y 39,7 grados en Cuenca.

Visto 1447 veces