El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, es el nuevo responsable regional en materia de agua. El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, es el nuevo responsable regional en materia de agua.

Nuevo recurso del Gobierno regional contra el trasvase

El Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando para avanzar en una política de agua “distinta”, junto con el Gobierno nacional, frente a la que se está llevando a cabo actualmente debido al Memorándum “injusto” aprobado por el anterior Gobierno Central en el año 2013 y que está propiciando que se hayan recurrido ya 26 trasvases de los embalses de cabecera del Tajo al Segura por el ejecutivo que preside Emiliano García-Page desde julio de 2015. El último, hoy mismo, el correspondiente al mes de marzo de 2019 con el cual se derivaron 38 hectómetros cúbicos desde Entrepeñas y Buendía al Levante.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha informado a los medios de comunicación durante la rueda de prensa que ha tenido lugar en el Palacio de Fuensalida para informar de los acuerdos adoptados por el Consejo de Gobierno de hoy, uno de ellos, interponer este recurso contra la decisión del Acuerdo de la Comisión Central de Explotación del trasvase Tajo-Segura en marzo de 2019.

Con la aprobación del Memorándum, ha recalcado Martínez Arroyo, “en vez de priorizar a la cuenca cedente se priorizó en su momento a la cuenca receptora y nos obliga cada mes a recurrir un trasvase que perjudica los intereses de Castilla-La Mancha y de sus ciudadanos” porque “el anterior Gobierno central no tuvo en cuenta a los ciudadanos de Castilla-La Mancha, ni al Tajo, ni a los usuarios del agua que en nuestra Comunidad Autónoma son fundamentalmente agricultores y ganaderos y los empresarios de la industria transformadora”, ha lamentado.

El recurso aprobado hoy, ha indicado, se basa así en dos aspectos fundamentales, principalmente: que no se tiene en cuenta el criterio de prioridad de la cuenca cedente frente a la receptora y tampoco prioriza el buen estado de los embalses de cabecera del Tajo para que estén por encima de los 1.300 hectómetros cúbicos.

Sin garantía para los embalses de cabecera

Al respecto, ha recordado que en el Real Decreto 775/2014 se establece que el desembalse máximo de Entrepeñas y Buendía a la propia cuenca cedente, el Tajo, debe ser de 365 hectómetros cúbicos, una cantidad que es “a todas luces insuficiente para garantizar los usos de la cuenca cedente, que tiene que ser prioritaria y no garantiza caudal ecológico del río”.

“Es razonable”, ha esgrimido, que si existe una cantidad de desembalse para la propia cuenca cedente, también debería existir “un máximo para los trasvases que se realizan mensualmente”.

Ha recalcado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, que la propia normativa exige que los embalses estén en nivel 1 o 2 de manera prioritaria, y los “datos tozudos mensuales” de cada año, ponen de manifiesto que los embalses de cabecera del Tajo se encuentran siempre en un nivel 3 o 4, con lo que se está incumpliendo esta normativa.

La realidad a día de hoy es que actualmente los embalses de Entrepeñas y Buendía están al 22,8 por ciento de su capacidad, con 574 hectómetros cúbicos, a pocos días del 1 de agosto que es cuando la Comisión de Explotación del trasvase toma el dato de referencia.

El año pasado, en agosto, ha recordado, el almacenamiento estaba en los 652 hectómetros cúbicos, casi 100 más de lo que tienen los pantanos de cabecera este momento, por lo que la “perspectiva es más negativa del año pasado”, en un periodo de sequía y “tenemos que ser conscientes de esa realidad”.

Un bien público que hay que gestionar entre todos

El titular de Agua en la región ha indicado que este recurso es un “bien público”, el “más importante de todos” y “entre todos tenemos que gestionarlo”.

Y es que el agua  “nos tiene que ayudar a generar el desarrollo económico que necesitamos en Castilla-La Mancha, al mismo tiempo que garantizamos la protección del medio ambiente y los caudales ecológicos”.

Y hoy, ha dicho, “ni una cosa ni otra” y hay que buscar una “solución de futuro”, un trabajo que ha calificado de “largo recorrido” y que se hará de la mano con el Ministerio para la Transición Ecológica, para lo cual espera que se conforme en breve un nuevo Gobierno en Madrid y se derive “el mismo compromiso para avanzar en una política del agua distinta” donde ha resaltado la relación “óptima” existente en esta materia actualmente.

En este punto, ha vuelto a tender también la mano a los partidos políticos de la región, para que “reconsideren su posición anterior” a las elecciones, cuando se negaron a suscribir el Pacto por el Agua en el que se ha venido trabajando desde el Gobierno regional en los últimos años con el objetivo de que Castilla-La Mancha “tenga una voz única que siempre será solidaria”.

Desaladoras, la opción que garantizará el agua para el Levante

Martínez Arroyo ha recordado, que la solidaridad debe ser con todos, también con los regantes de otras comunidades. Así ha dicho, se está trabajando desde el Gobierno central para que cuanto antes, las desaladoras sean esa solución para el uso de riego en el Levante, donde ya hay, ha recordado, un compromiso de aumentar capacidad de las mismas.

En datos, las desaladoras de la cuenca del Segura permitirían al 100 por ciento de funcionamiento, una aportación de 339 hm3, cuando estamos trasvasamos en un año hidrológico normal 300 hm3.

Con este ejemplo, ha subrayado que “hay más agua garantizada de la desalación al 100 por cien de funcionamiento que la del trasvase” que además “depende de climatología y de una normativa injusta que tenemos que trabajar entre todos por cambiar”.

A la espera de los nuevos caudales ecológicos en septiembre

En otro orden de cosas y en relación al agua, Martínez Arroyo ha indicado que en el mes de septiembre saldrá a exposición pública el Plan del Tajo con los nuevos caudales ecológicos, momento en el que se podrán hacer las aportaciones correspondientes. Aquí, “esperamos unos caudales ecológicos muy superiores a los que establece la normativa vigente”, ha dicho.

Estos caudales ecológicos, en cuanto estén en vigor, “van a imposibilidad el planteamiento trasvasista mensual basado en un Memorándum injusto que olvidó a Castilla-La Mancha y a la gente de Castilla-La Mancha”, ha finalizado.

Visto 286 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.