Page reivindica sus logros frente al PP y Blanco se aferra a la militancia

Page reivindica sus logros frente al PP y Blanco se aferra a la militancia

El candidato a revalidar el liderazgo del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reivindicado hoy sus tres victorias electorales frente al PP, mientras que el otro candidato, José Luis Blanco, se ha aferrado a la idea de que la militancia debe recuperar el partido en la región.

Durante una hora y veinte minutos, los dos candidatos han intercambiado sus puntos de vista en un debate que se ha celebrado a puerta cerrada en Toledo a tres días de las primarias y que ha podido seguirse en directo por la página web del PSOE castellanomanchego.

Ataviado con camisa blanca, sin corbata y con chaqueta negra, García-Page ha lanzado su apuesta: "Me comprometo a que si soy el secretario general, tirar del carro para volver a ganar en dos años. Sino lo soy, porque no tengo la confianza de los compañeros y no la puedo pedir a la ciudadanía después, me comprometo a apoyar al compañero José Luis Blanco para ganar la comunidad autónoma".

Desde el principio, el actual secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha y presidente del Ejecutivo autonómico ha planteado su "obligación" de presentarse para "no dejar a medias" lo iniciado, que ha dicho que pasa por la "reconstrucción" de la región tras haber conseguido "echar" a María Dolores de Cospedal.

Así, ha advertido de que el sábado 30 de septiembre, cuando tenga lugar la votación, se van "a empezar a ganar o a perder las próximas elecciones de 2019".

Sin embargo, Blanco -que también ha ido vestido con camisa blanca, aunque sin chaqueta- ha insistido en su defensa de la bicefalia, tal y como ha hecho durante la campaña, e insistentemente en sus intervenciones ha recurrido a la victoria que consiguió Pedro Sánchez el pasado mes de mayo.

"A algunos el 1 de octubre de 2016 se nos rompió el corazón, espero que el próximo 1 de octubre podamos celebrar el nacimiento de un nuevo PSOE en Castilla-La Mancha", ha aseverado el también alcalde de Azuqueca de Henares (Guadalajara).

Los momentos más tensos del debate -que ha llegado a ser 'trending topic' en la red social Twitter con la etiqueta "VamosconPage"- se han producido en la segunda mitad, tras un receso de diez minutos, a la hora de hablar de regeneración democrática y modelo de partido.

Blanco ha cuestionado la "coherencia" de García-Page, al que ha reprochado que presente su candidatura a revalidar el liderazgo del PSOE, pese a haberlo condicionado a la victoria en las primarias de Susana Díaz.

"No cumplir con la palabra dada nos debilita", ha aseverado, al tiempo que ha criticado que dimitiese de la Ejecutiva Federal de Pedro Sánchez sin consultarlo con la militancia -"es el momento de pedir una disculpa o una explicación"- y ha añadido: "No fui yo el que hizo ministra a Cospedal, fuisteis otros los que decidisteis que gobernara el partido más corrupto de Europa".

Al contraataque, García-Page le ha acusado de basarse en "una noticia manipulada de un periódico de derechas que decía" que no se "iba a presentar como candidato a la Junta".

Además, le ha recordado a Blanco que éste apoyó a Eduardo Madina antes que a Sánchez y que, además, fue concejal por IU antes de pertenecer al PSOE.

"Una cosa es Madrid y otra esto", le ha advertido el actual líder regional del partido, quien ha admitido "errores" en "una etapa terrorífica", pero ha apostado por no "regodearse en el rencor, en la bilis interna" porque es "un error".

En el bloque previo, también ha afeado a Blanco que haya realizado "el mismo comentario que el PP" a la hora de pedir que no se haga política del agua y a la hora de criticar la gestión de los fondos europeos de Castilla-La Mancha.

"Si alguien los ha salvado ha sido este Gobierno", ha aseverado García-Page y también ha opinado que, al hacer esa afirmación sobre el agua, los 'populares' "esconden su enorme traición a Castilla-La Mancha".

"Hay quien quiere dar cartas al adversario", ha lamentado el líder regional del PSOE, quien ha defendido que es candidato de la militancia "desde hace 31 años", al tiempo que ha resaltado que ha conseguido ganar al PP en dos ocasiones en el Ayuntamiento de Toledo y en otra ocasión en la Junta de Comunidades.

Además, ha recalcado el crecimiento del PSOE en votos en las últimas elecciones autonómicas en Azuqueca de Henares frente a las municipales.

"Me presento para rematar la faena de estos dos años, para tener el apoyo del partido, para no tener que ir mirando por el retrovisor, porque sino es imposible", ha avisado y ha preguntado a Blanco que si, según su defensa de la bicefalia, va a dimitir como alcalde de Azuqueca de Henares en caso de ganar las primarias.

A juicio de García-Page, la bicefalia es una "excusa" para decirle que le apoyan, pero luego plantear "una alternativa".

A la cuestión de si dimitirá no ha respondido Blanco, pero ha defendido que la bicefalia ha permitido lograr al PSOE los "mejores resultados" en las elecciones autonómicas de Castilla-La Mancha.

"No se trata de quitarte tú para ponerme yo", ha opinado el candidato socialista, quien ha insistido en que no quiere "ningún sillón" sino conseguir que se apliquen las resoluciones surgidas del 39 Congreso Federal y ha recordado a quienes incluso el pasado 1 de octubre "rompieron el carné" con la dimisión forzada de Sánchez.

"El cambio es imparable, el próximo sábado los militantes van a votar con el corazón rojo y a la izquierda", ha deseado Blanco, mientras que García-Page ha llamado a la unidad y ha pedido el voto porque ha reconocido que no está "nada sobrado" para volver a ganar la Junta dentro de dos años.

Así, en su último uso de la palabra ha aseverado: "Considero determinante cerrar el paso a que pueda volver el PP, en una región como ésta es francamente un objetivo muy difícil y, por eso, pido unidad".

Visto 727 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.