La firma del Acuerdo en Defensa del Agua de Castilla-La Mancha, suscrito por todos los partidos políticos y más de cuarenta entidades de la región La firma del Acuerdo en Defensa del Agua de Castilla-La Mancha, suscrito por todos los partidos políticos y más de cuarenta entidades de la región

Page valora un acuerdo regional del agua “alejado de partidismos”

Todos los partidos políticos con representación en las Cortes de Castilla-La Mancha, y otros como IU, sindicatos y empresarios, organizaciones agrarias, colegios oficiales, colectivos que representan la sostenibilidad y municipios, has sumar 42 organizaciones, han firmado hoy en en Toledo el Acuerdo en Defensa del Agua de Castilla-La Mancha, un acuerdo que refleja una unidad sin precedentes en la defensa del agua por parte de la sociedad castellanomanchega, con "prácticamente todo el mundo que tiene algo que decir, opinar, influir o decidir" en esta materia, ha dicho García-Page. “Hoy es un día de los que hacemos patria dejando al margen intereses que, normalmente, han tenido que ver con el partidismo político”, ha destacado.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha subrayado la importancia de alcanzar un acuerdo de región en materia de agua y ha considerado “determinante” el hecho de “que haya una base de entendimiento político y que nadie pueda jugar a colarse entre nuestras fisuras”, ha señalado. En este sentido, García-Page ha insistido en la conveniencia de que, en la Comunidad Autónoma, haya una posición común y una “defensa pétrea” de este planteamiento, ha resaltado.
 
El presidente regional ha resaltado las “tres claves” de este texto que establece la posición común, en esa materia, por parte de Castilla-La Mancha: “la primera está en que dejamos a un lado el partidismo”, ha insistido, porque “los intereses electoralistas”, ha explicado, “han roto muchos consensos en esta región”. En segundo lugar, García-Page ha comprometido que “nunca vamos a poner trabas a los problemas de abastecimiento para los seres humanos”, reiterando su apuesta por la solidaridad más elemental con otros territorios.
 
En tercer lugar, el jefe del Ejecutivo autonómico ha apuntado a un “concepto de evolución, no de bronca, no de ruptura”, en la defensa de los intereses hídricos de la Comunidad Autónoma. “Que nadie piense que la unidad en materia de agua es fácil”, ha manifestado, para recalcar la necesidad de alcanzar un “consenso global” con el que abordar nuevos escenarios en relación a la gestión del agua, también a nivel estatal, ha aseverado.
 
La sostenibilidad, incompatible con el trasvase
 
“Hay agua en España para poder compartirla” ha asegurado García-Page, que ha reconocido que “el problema es cuando, objetivamente, se resta el agua de unas zonas, se les condena a unas heridas y unos agravios que son evidentes y palpables en pro de desarrollar otras”, ha considerado. “Esto no solo no es sostenible, sino que no es racional” y “para la Unión Europea esto ya es algo decidido”, ha sentenciado.
 
En este marco, el presidente de Castilla-La Mancha ha planteado que “si el resto de trasvases son inviables, este no puede ser la excepción que marca la regla". A este respecto, ha manifestado que “vamos de manera escalonada” en el diseño de una política hídrica en la que ha tendido la mano a los dirigentes del Levante, a los que ha enviado un mensaje “muy conciliador”.

De hecho, ha recalcado que Castilla-La Mancha no busca el perjuicio de otras regiones y ha ofrecido su colaboración y ayuda a los presidentes de la Comunidad Valenciana, Murcia o Andalucía a la hora de conseguir las "mejores condiciones" para el precio del agua en las alternativas que hay al trasvase, las desaladoras.

Ha dejado claro que "nunca" se pondrán trabas al abastecimiento para la población, que es una proporción muy pequeña del agua que se trasvasa desde el Tajo, y ha agregado que en España hay agua "para poder compartir" pero el problema es que se resta agua a una zona y se la condena y agravia en favor del desarrollo de otras.

También ha intervenido en el acto el consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, que ha apuntado que lo firmado este miércoles "destaca lo que unos une" y ha explicado que el acuerdo garantiza por primera vez el acceso a agua suficiente para el uso personal y doméstico aunque los usuarios no puedan hacer frente a su pago.

Visto 382 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.