Aurelia Sánchez informa, en el Pleno de las Cortes regionales, sobre evolución de la financiación del Gobierno de España en la aplicación de la Ley de Dependencia. Aurelia Sánchez informa, en el Pleno de las Cortes regionales, sobre evolución de la financiación del Gobierno de España en la aplicación de la Ley de Dependencia.

Piden revisar la Ley de Dependencia, el Estado ya solo financia el 18%

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha criticado hoy la reducción progresiva de la financiación del Gobierno de España a la dependencia y, como ejemplo, ha apuntado que de cada 100 euros gastados, 63 los aporta la comunidad autónoma; 19, los usuarios a través de copagos y 18, el Ejecutivo central.

Sánchez se ha pronunciado así durante su comparecencia a petición propia en el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha para informar sobre la evolución de la financiación del Gobierno de España en la aplicación de la ley de Dependencia de Castilla-La Mancha.

"El Gobierno se ha ido retirando progresivamente de sus obligaciones", ha lamentado la consejera, quien ha apuntado que más de 63.000 castellanomanchegos (el 3,09 por ciento de la población) se encuentra en situación de dependencia.

Con ello, ha pedido a las Cortes de Castilla-La Mancha que insten al próximo Gobierno central a que aporte las necesidades presupuestarias al Sistema Nacional de Dependencia y revise la ley que lo regula, con el fin de "garantizar la igualdad de los ciudadanos y la cohesión social".

Su intención es elaborar una iniciativa autonómica dirigida a propiciar la modificación de esta normativa.

Sánchez ha criticado que, pese al número creciente de personas con grado de dependencia, la aportación del Gobierno de España a la financiación del Sistema de Atención a la Dependencia ha descendido desde los 94,5 millones en 2010 a los 60,4 en 2014 y los 57,3 en 2015.

"Con el agravante de que el llamado nivel acordado, situado en 2010 en 15,8 millones de euros, desapareció por completo desde 2012", ha denunciado la consejera, quien ha defendido que el Gobierno socialista creó la ley de dependencia y la sigue defendiendo.

La consejera ha identificado el inicio de los recortes con las normativas aprobadas en 2012 para garantizar la estabilidad presupuestaria, que ha dicho que se ha calificado de "verdadero instrumento de destrucción del sistema" al ocasionar "menos beneficiarios, menos dictámenes, menos solicitudes, menos grandes dependientes atendidos, menos dependientes severos atendidos y menos financiación".

Por el contrario, ha continuado, "ha logrado incrementar más las pérdidas de empleos en el sector" y ha habido "más personas fallecidas sin acceder a las ayudas", así como "un mayor ritmo en el desmantelamiento del sistema".

Por otra parte, se ha referido a los presupuestos para la dependencia previstos por el Gobierno central para 2016 y ha advertido de que la partida destinada a la atención a la dependencia, "demuestra, sin ningún tipo de duda, que el PP tiene muy claro que las personas en situación de dependencia no van a ser atendidas con sus recursos, aunque esté en funciones".

A su juicio, la partida dedicada a este colectivo "pone de manifiesto que no tienen intención de incorporar al sistema a los dependientes de grado uno".

Frente a los presupuestos del Ejecutivo central, Sánchez ha defendido que las cuentas de la comunidad para 2016 recogen incrementos del presupuesto tanto en la atención directa a la dependencia (de 107 millones en 2015 a 114) como en la atención global, incluyendo centros residenciales (de 372 millones a 396).

Ha recalcado que, del aumento del presupuesto de la Consejería de Bienestar Social, el 70 por ciento es para personas en situación de dependencia, al tiempo que ha destacado el incremento de la ayuda a domicilio, de 34 a 36 millones, y la eliminación de tasas en materia de dependencia.

El PP señala que las tasas siguen vigentes y hay "en el limbo de la dependencia"  26.500 personas

En cambio, la diputada del PP Cortes Valentín ha denunciado que en el proyecto de presupuestos de la Junta para 2016 "faltan" 70 millones para dependencia en relación con el compromiso que lanzó el Gobierno regional con el sector y, además, ha augurado que el presupuesto concreto para ayuda a domicilio "va a ser insuficiente".

En cuanto a la gestión ya realizada por el actual Gobierno regional, ha reprochado que la lista de espera tan sólo se haya reducido en 2.108 personas, por lo que ha calculado que, "a este ritmo y sin contar las nuevas solicitudes, nos vamos hasta 2020, a pesar de estar hablando de personas de 70 u 80 años" y ha preguntado qué labor realizan las 43 personas que, según la consejera, se contrataron para agilizar la lista de espera.

Por todo ello, Valentín ha criticado la gestión realizada por el actual Gobierno regional y ha denunciado que "ayer se cobró una tasa por revisión del Plan Individual de Atención", de forma que ha urgido a que "quiten de una vez" esta tasa y dejen de "culpar al Estado cuando ustedes no cumplen lo que prometen".

Además, Valentín ha recordado que Page tiene en el limbo de la dependencia a 26.500 personas, sin contar las nuevas solicitudes y que el presupuesto para ayuda a domicilio va a ser insuficiente para este 2016.

Y el PSOE apunta un giro de 180 grados con Page

En cambio, el diputado socialista José Luis Escudero ha criticado que ha sido el Gobierno central, del PP, el que "ha dejado un derecho subjetivo agonizando, con continuos hachazos y recortes en su financiación".

En el caso de Castilla-La Mancha, Escudero ha criticado que la expresidenta María Dolores de Cospedal fuera "una alumna aventajada de Rajoy" y como ejemplos ha dicho que "se alargaron los tiempos para valorar y reconocer la situación de dependencia" o se crearon cinco nuevas tasas.

"Ha habido un colectivo especialmente maltratado y ha sido el colectivo de los dependientes. Por eso nos satisface constatar el giro de 180 grados del actual Gobierno, para enderezar el caos del anterior gobierno", ha concluido Esteban.

Podemos apela a la Plataforma de la Dependencia

Por su parte, el diputado de Podemos José García Molina, que ha leído un resumen del informe realizado por la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia para analizar la situación en la región, ha preguntado al Gobierno regional "de qué lado está", pues ha lamentado que "cada vez" lo tiene "menos claro".

"Hay quienes en vez de hacer política, hacen contabilidad y quienes, en vez de demostrar coraje político, se escudan en la ideología contable", ha expuesto García Molina, que ha preguntado expresamente al presidente autonómico "de qué lado está".

Visto 1436 veces