El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará 51 millones de euros a la construcción de infraestructuras sociales y sanitarias tras conseguir que la Comisión de Seguimiento del Programa Operativo de los fondos FEDER haya aceptado una propuesta de modificación del Ejecutivo autonómico para redistribuir estos fondos y destinarlos a necesidades consideradas prioritarias.

Publicado en Región