El presidente del Grupo socialista denuncia la demagogia y la doble vara de medir de los parlamentarios 'populares' que dicen que las cuentas regionales deberían estar aprobadas ya, y ellos en los municipios donde son alcaldes no las han aprobado. Afirma que los de 2016 serán los presupuestos de la reconstrucción de lo destruido por Cospedal "y van a superar los acuerdos que en materia social se adoptaron con Podemos". Pide a ayuntamientos y diputaciones gobernadas por el PP más implicación con el plan de empleo regional, "ya que hasta ahora las cifras demuestran su escasa colaboración".
Publicado en Región
Página 8 de 8