Cinco formas distintas de apostar por el periodismo digital

Todos los participantes en la mesa inaugural del Foro.
Los nativos digitales tienen suerte, porque juegan con ventaja; el mensaje ha cambiado; medios hiperlocales; la defensa del periodismo provinciano o cómo afrontar la crisis económica que tanto está afectando a los medios de comunicación. Todas estas cosas se pusieron sobre la mesa que ha inaugurado el I Foro de Periodismo Digital en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. FuniMedia 2009 está organizado por la redacción de Madrid de “Sin futuro y Sin Un Duro“.

No podemos omitirla ni obviarla porque nos ha pegado una bofetada de tal calibre que aún nos estamos tambaleando y no sabemos quién más caerá. La crisis está dejando una huella tan imborrable sobre los medios de comunicación que, cuando dentro de unos años, se estudie en la escuela, quizá se diga algo así como que la crisis del 2008 fue la causante de la reconversión digital de los medios tradicionales.

¿Exageración? Lo cierto es que las grandes cabeceras internacionales están sufriendo recortes pertinaces que afectan, principalmente, a los artífices de ese producto: los periodistas. Por eso, muchos de ellos han optado por apostar por otro medio (internet) y, en ocasiones, incluso, por otro mensaje (periodismo ciudadano).

De todo eso hablaron los invitados a la mesa inaugural del I Foro de Periodismo Digital.

Que el miedo no paralice

Mario Tascón, de lainformacion.com. Explicaba que su nuevo proyecto digital (antes estuvo en las ediciones digitales de El País y El Mundo) nació hace unos 15 días, “tiene aún los restos del embalaje” bromeaba. “Hemos lanzado un medio de comunicación digital de ámbito generalista, pero tenemos otros proyectos interesantes” explicaba.

Practicopedia y 233º son dos proyectos que tienen en marcha. La primera lleva 4 meses en la red. “Pasa del ámbito que suelen tratar los periodistas y explica desde cómo vestirse a cómo hacer caramelos. Son cosas que no se producen en los medios de comunicación, cercanas a la revista y fijándose en nichos específicos, que está teniendo mucho éxito” manifestaba Tascón.

Es un medio donde la portada no es importante. “La gente va buscando contenidos concretos y por eso, lo que pongas en la primera página no es tan importante. Es un cambio que hay que tener en cuenta” exponía el editor de Diximedia.

Sostenía que para atraer los ingresos publicitarios, hay que mantener el tráfico y hacer un buen producto. El problema que tenían era el tiempo que se consume en actualizar contenidos. Por eso, ellos lo han mecanizado. Monitorizan la información de la red en castellano con máquinas, clasifican las noticias de forma que tienen unos 100.000 canales temáticos. “Si la información es ajena, redireccionamos. Ahora, el sistema tiene que aprender jerarquía y diferenciar las noticias por importantes” apuntaba el director de lainformacion.com.

Dan la información de agencia tal cual y, así, la redacción tiene más tiempo para buscar temas propios “o contar las cosas de forma diferente, investigando nuevas narrativas, trabajando nuevas maneras de trabajar los textos” decía Tascón. Y concluía vehemente: “No estamos paralizados por el miedo” a emprender una nueva aventura.

Los invitados departiendo antes de comenzar.
Lo fundamental: la participación

Gumersindo Lafuente, de soitu.com, afirmaba que les interesa el rigor, ayudar a descubrir las cosas interesantes y con talento que haya en la red. “Para nosotros es fundamental la participación, los lectores de soitu pueden escribir, opinar y ser protagonistas activos en la creación” señalaba.

Soitu es un medio que está en creación permanente. Han iniciado un cambio: dos columnas que dirigen dos flujos diferenciados de información. Una vuelca información de la actualidad, de la participación de los lectores y de sus más de 100 colaboradores urbanos en distintas ciudades. No hay información de agencia.

“Queremos dar nuestra interpretación de la realidad. Los medios de forma institucionalizada dicen lo que hay que pensar, pero ahora, estamos en un nuevo mundo y hay que tratar de comprenderlo” mantenía Lafuente.

La segunda columna es otro flujo informativo que ofrece una interpretación personal de los sucesos de última hora. “Estamos investigando, se parece a Tuiter. Se trata de estar observando lo que ocurre en la red, experimentando, para potenciar el mensaje informativo” explicaba el editor de Soitu.

Hizo mucho hincapié en el rigor e hizo su lectura de las causas de las consecuencias de la crisis en los medios. “El periodismo es importante, frente a todos los mensajes pesimistas, que curiosamente vienen de los medios más convencionales, que dan por muerta su situación y que piden dinero a los Gobiernos. Están por la crisis en un precipicio del que no saben leer, pero nosotros tenemos confianza en la tecnología y sí sabemos leer la situación” aseveraba.

Siguió con un discurso inspirador para los estudiantes: “Somos periodistas, se nos supone que tenemos que leer la realidad de nuestro tiempo. Si no nos adaptamos, no vamos a poder contarlo a la gente. Este escenario generará nuevos géneros y formas de hacer periodismo. No soy pesimista. Creo que el control social nos va a obligar y ayudar a ser mejores periodistas, el talento, el trabajo y la pasión por el oficio es en lo que hay que basar el futuro. Estamos en una coyuntura económica que ha puesto contra las cuerdas a los medios tradicionales y que va cambiar los medios y, también, nuestras vidas”.

Hiperlocalización

Arturo Muñoz, es el diseñador gráfico de somoscentro.com y somosmalasaña.com. Explicaba que ambos llevan colgados en la Red mes y medio y atienden a las necesidades de los vecinos, son medios hiperlocales que atienden a noticias que en otros medios no encuentran su espacio. “Hablamos de escuchar, apoyar al vecino y ser su voz. Son la primera piedra que queremos que nos lleve a otros barrios” apuntaba Muñoz.

“Somos hijos de la crisis, el portal se ha formado a partir de despidos y contamos con profesionales de prestigio que son vecinos del barrio y han tenido el valor de implicarse en un proyecto como éste, un foro donde la gente puede debatir y compartir sus opiniones, que ha empezado sin recursos, pero con fuerza” aseguraba Muñoz.

Afirmó que lo importante no son tanto los medios técnicos ni atender a las notas de prensa, sino transmitir cercanía. Respecto a contenidos, anunció su vocación de utilidad y se definió como una guía de supervivencia en el barrio. Por eso, esperan contar con una participación vecinal importante, “que la gente nos trasmita sus quejas, proposiciones. Nuestros propios redactores son vecinos y esa es la manera más directa de participar en la conversación que se produce en los barrios” manifestaba Muñoz.

“Con la que está cayendo, ¿cómo montamos esto?” preguntaba retóricamente el diseñador de somoscentro. Y se respondía: “Llevamos varios años haciendo información local, empezamos con madridmemata, blog que cuenta la realidad de Madrid desde otro punto de vista, y a partir de ahí pensamos que podría ser interesante este otro proyecto. Hacen falta dos cosas: ilusión y tiempo y la crisis nos ha dado las dos cosas”.

A nivel tecnológico, el proyecto se basa en el software libre, aunque cuentan con el respaldo de entropía.org y trabajan con wordpress, “tuneado al máximo para que parezca otra cosa” explicaba Muñoz. Además, su redacción es móvil y se comunica a través de las herramientas que ofrece internet. “Queremos ahorrar costes, para invertir en otras cosas” decía.

Para darse a conocer emplean dos estrategias una analógica y otra digital. “Una muy buena manera de llegar a los vecinos es hacer un buzoneo o participar en sus eventos” expone Muñoz y explica que cuando hablan de “vecinos”, el término incluye: comerciantes, gente que pasa allí su ocio o los que viven. En cuanto a la ‘publicidad’ digital, consiste en buscar a los posibles lectores en las redes sociales: Tuiter, Facebook, etc. donde proponen debates y noticias.

Estudiantes cubriendo el evento para Tuiter.
Hay que defender el periodismo provinciano

Blanca Corrales, directora de GuadaQué, explicaba que el portal surgió de la crisis. Contó a la audiencia cómo a raíz de su despido y del de su socia, Laura Rincón, surgió esta idea. Definía el portal como un “periódico provinciano, pero quitando todo lo negativo” matizaba. Argumentaba que, en una provincia como Guadalajara, muy amplia y con 288 pueblos, el periodista debe contar lo que ocurre en esos pueblos.

“Mucha gente piensa en que si se pueden conseguir 300.000 lectores, para qué nos vamos a preocupar de los 100 de un pueblo. Creo que esos 100 son igual o más importantes y, por eso, digo que nuestra vocación es provinciana. Y con mucho orgullo” razonaba Corrales.

Manifestaba que GuadaQué trata de hacer un periodismo clásico, pero llevado a la red. Sin perder de vista el orgullo con que puede hacerse el periodismo de provincia. Por otra parte, Corrales destacó el hecho de que GuadaQué está formado por dos mujeres. “Mandamos las mujeres” apuntaba. 

Respecto a los medios, expuso que los comienzos son con muy poquitos medios, pero con mucha ilusión. “Llevo 20 años en esto y he hecho muchas otras cosas, ya sabía diseño digital y teníamos conocimientos informáticos. Y por supuesto, 20 años de periodista. ¿Y lo demás? Pues tirando de amigos, familiares y colaboradores, gente que ha confiado en el proyecto y en nosotras. Y, por supuesto, contamos con la ayuda de gente joven que cree en el periodismo y que quiere salir adelante” manifestaba Corrales.

También, enunció los ámbitos en los que está apostando GuadaQué: cultura y sociedad. “Estaban abandonados, siempre se hace el anuncio de la obra y, luego, al teatro nadie va” argumentaba. En cuanto a la respuesta, manifestaba que “la gente lee, nos está funcionando, cotejamos información de agencia, nota de prensa, lo que responde al periodismo clásico y lo que hemos comprobado es que lo que más se lee es lo que está fuera de agenda”.

Se acordó Corrales de los blogger del portal. “Como somos un medio con pocos medios –bromeaba-  hemos hecho cajón de sastre: el mundo es global, la gente puede leer lo que quiera, pero nuestros bloggers son locales, para hablar de lo que a los vecinos les puede interesar” matizaba.

Por último, aludió a la financiación. Decía que se presenta con buenas perspectivas. Corrales concluyó en positivo: “Nacimos el 24 de enero, el día del patrón de los periodistas, para celebrar algo bueno y no sólo despidos. No penséis que el periodismo de provincias es malo”.

La imagen, más que la palabra
 
Jaime Esteve, es el editor de agonanews, un canal que sólo sirve información audiovisual. Lo explicaba: “Hace un año anuncié en esta facultad que dejaba mi puesto directivo en Europa Press porque creía que debía iniciar mi propia aventura con otras tendencias. Hace cuatro años no existían las redes sociales ni se pasaba tantas horas frente al ordenador. Con la prensa pasa lo mismo, tienen que aparecer nuevos canales”.

Estudiantes interesados en el periodismo digital.
Animó a los estudiantes para que no estudiasen para ser “telegrafistas, no os empeñéis en eso, poneos al día en cómo va a ser la profesión de periodista en el siglo XXI”. Exponía que para crear un medio propio, como el suyo, “hay que adquirir habilidades periodísticas y técnicas” y ejemplificó con GuadaQué: “Hemos visto medios creados con vocación provinciana, que es muy positivo, porque hay que detectar oportunidad de negocio” sostenía.

Su nicho de negocio, manifestaba, es la producción en vídeo. “Damos piezas de vídeo que se entregan editadas o en bruto, para que cada uno de los medios marque a su gusto la videonoticia que considere oportuna, ponemos a los videoreporteros donde está lo interesante, y subimos la información en tiempo real” aseguraba Esteve.

Por ejemplo, el Foro se estaba emitiendo en directo y los reportajes que se hacen a partir de él, se cuelgan en cuasi tiempo real. “Nos diferenciamos de las demás agencias en eso, en que estamos casi en tiempo real”. De momento, generan unas 100 noticias al mes, siempre o casi siempre cosas que el resto de medios no tratan, pero que son interesantes para el ciudadano.

Preguntas 

Tras las intervenciones surgieron preguntas. Se habló del alto número de periodistas despedidos, de la generación “tapón” que trabaja en medios tradicionales, demasiado joven para jubilarse y dejar paso a las nuevas promociones y que, sin embargo, está sufriendo en sus carnes los despidos.

También, los estudiantes se mostraron preocupados sobre el eterno debate de si se sale preparado de la Universidad. Los ponentes fueron claros: “No”. Sin embargo, apuntaron ventajas con que cuentan ellos y que anteriores promociones no tuvieron y es que son “nativos digitales”, personas que ya han nacido con todos los medios digitales, los controlan, son parte de su vida y eso, facilita las cosas.

Se les animó a ser buenos periodistas y a manejar varios medios, apuntar hacia lo que denominaron periodista multimedia. Por supuesto, en este punto surgió la duda del sueldo. Si haces más cosas y eres más completo, deberás cobrar más. Pues no. El periodista del siglo XXI sigue padeciendo lo mismo que el del XIX: precariedad salarial.
Visto 3447 veces