Inauguración de la planta de Solaria en Belinchón, Cuenca, con 24MWp, en octubre de 2002. El proyecto del entorno de Trillo será 26 veces más grande. Inauguración de la planta de Solaria en Belinchón, Cuenca, con 24MWp, en octubre de 2002. El proyecto del entorno de Trillo será 26 veces más grande.

La mega planta fotovoltaica más grande de Europa, de Solaria en el entorno de Trillo, ultima su tramitación

Las energías renovables han vuelto a recuperar el terreno perdido tras el parón por la pandemia y en Guadalajara ya ha cogido velocidad de crucero el proyecto que Solarla Energía planea en el entorno de Trillo y Budia, de la que será la mega planta fotovoltaica más grande de España y de Europa, que alcanzará los 626 megavatios de potencia instalada. La previsión de la compañía es hacer realidad el proyecto este mismo año y la tramitación está pisando el acelerador. Serán más de dos millones de paneles solares extendidos por más 1.200 hectáreas de terreno, que alcanzarían una producción estimada de 900 gigavatios hora (GWh) al año, equivalente al consumo de 270.000 hogares. Para que se hagan a la idea es una cuarta parte de la energía que produce la central nuclear de Trillo al año.

No es casual que este mega proyecto renovable surja a la sombra de la central nuclear de Trillo porque facilita enormemente las conexiones a la red eléctrica con la infraestructura que ya apoya la nuclear. De hecho Solarla también tiene otro proyecto similar en el entorno de Garoña, solo que ese previsto para iniciar en 2023. En concreto, el proyecto Trillo es el más grande de la cartera de proyectos renovables de Solaria y representa aproximadamente el 20% del objetivo de los 3.325 MW que se ha marcado la compañía tener instalados para 2023. 

De momento Solaria Energía y Medio Ambiente ha obtenido el Informe de Viabilidad de Acceso favorable (IVA) para la instalación de 450 megavatios (MW) fotovoltaicos en el nudo de Trillo en el que la compañía ejerce como Interlocutor Único de Nudo (IUN). La tramitación del resto también está en marcha, y aborda su última fase de información pública para alegaciones.

El proyecto de Solaria en el entorno de Trillo, que en principio era de 450 MW, fue ampliado en octubre de 2019 a 626MW, y se ha presentado como 13 plantas individuales de 50 megavatios casi todas. Son plantas presentadas con nombres como Mimas Solar, Dione Solar, Telesto Solar (del 1 al 9), Tethys Solar, Rhea Solar, y Thermisto Solar, que tienen un denominador común, tener a Solaria Promoción y Desarrollo Fotovoltaico, S.L.U. como peticionaria.

Los municipios afectados por el proyecto son Peralveche, Budia, Chillarón del Rey, San Andrés del Rey, Durón, Mantiel, Pareja y Trillo y los suelos ya están reservados, unas 1.200 hectáreas pertenecientes en su mayoría a grandes propietarios, o lo que es lo mismo 12 kilómetros cuadrados. Para que se hagan una idea, todo el término de Budia tiene 66 km2 y esta mega planta sería ocupar como un quinto del municipio. Visualicen 3.000 campos de fútbol contiguos llenos de paneles solares. La rentabilidad que este tipo de instalaciones ofrece a los agricultores  que alquilan sus terrenos supera ya los 1.500 euros por hectárea y año de media.

En cada planta fotovoltaica se preve una inversión entorno a los 17 millones de euros, lo que supone una inversión de más de 200 millones de euros en el conjunto del proyecto, y una oferta de unos 1.200 empleos, según estimaciones de la compañía, al menos durante la instalación, que suele tardar un año.

No en vano, tanto los Fondos Europeos que llegarán por la Covid como en los fondo para luchar contra la despoblación, lo proyectos de renovables son prioritarios.

Solaria, de construir paneles solares a estrella energética en el Ibex

Y aunque este es el buque insignia de Solaria, no es el único proyecto, pues la compañía instalará en Castilla La Mancha más de 2.500 MW en los próximos dos años, “lo que equivale a una inversión superior a 1.200 millones de euros y un volumen de empleo durante la fase de construcción superior a los 15.000 puestos de trabajo”, dijo Enrique Díaz-Tejeiro, presidente de Solaria, cuando en octubre pasado inauguraba junto al presidente Emiliano García-Page, una planta fotovoltaica en Belinchón, Cuenca, ésta de 24 megavatios de potencia.

Solaria es una compañía que tiene 18 años de existencia, iniciándose como fabricante de placas solares en Puertollano y posteriormente como promotora de parque energéticos. Lleva ya 13 años como cotizada en bolsa y dio el salto al Ibex en octubre de 2019, justo cuando se anunció este proyecto.

Creada por Enrique Díaz-Tejeiro, actual presidente, junto a dos de sus hijos, Solaria cuenta ahora con una capitalización de más de 2.200 millones de euros y Díaz-Tejeiro y su familia son el principal accionista de Solaria, a través de DTL Corporación controlan el 39,96% de la compañía. Pero Solaria también tiene en su accionariado a algunas gestoras y bancos de inversión extranjeros como la francesa Natixis (3,99%), la alemana DWS Investment (gestora de Deutsche Bank), que posee un 3,24% o la estadounidense BlackRock  que ya tiene el 8,64%. También hay pequeñas participaciones de los principales bancos de España como omo BBVA o Santander, con menos de un 0,1%.

Expansión de las fotovoltaicas en Castilla-La Mancha

En la actualidad, Castilla-La Mancha tiene más de 11.500 plantas fotovoltaicas en funcionamiento, de ellas unas 500 en Guadalajara que suman 66 megavatios. Con este proyecto sería multiplicar por 10 la potencia instalada de energía fotovoltaica en Guadalajara.

Hasta ese proyecto la que se consideraba mayor planta fotovoltaica de toda Europa era la planta fotovoltaica Núñez de Balboa, construida por el grupo Iberdrola en el municipio de Usagre, en Badajoz, con 500 megavatios de potencia. 

En Guadalajara hasta ahora la planta fotovoltaica más grande es la inaugurada en octubre de 2019 en El Casar, por Alten Energías Renovables con 37,5 megavatios, y resulta más pequeña que cualquiera de las trece que integran este mega proyecto.

Dalma reclama informe de Impacto Ambiental para este proyecto

De momento son siete plantas ligadas a este proyecto las que ya han salido a información publica con Informe de Viabilidad Ambiental, un procedimiento más laxo que la Evaluación de Impacto Ambiental. 

DALMA considera que el proyecto debe ser sometido a estudio de impacto ambiental en su conjunto y no a Informe de Viabilidad Ambiental, y que dada su envergadura (338 MWp de potencia instalada) corresponde al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO) realizarlo y no a los organismos de la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha, pues así es en cuanto el proyecto supera los 50MWp.

De hecho la propia compañía Solaria reconoce que  el proyecto incluye infraestructuras de evacuación comunes para las distintas plantas, tales como subestación transformadora, línea de alta tensión 220 kV. Subestación eléctrica y transformadores.

Es por ello que ha presentado alegaciones a las siete plantas del proyecto ya tramitadas ante la Delegación provincial de Desarrollo Sostenible con estos argumentos. Mientras tanto, los principales Ayuntamientos afectados ya están tramitando también las correspondientes licencias urbanísticas. Desde el 1 de febrero raro es el día que no sale algún trámite sobre este mega proyecto fotovoltaica publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.


Imagen de la planta fotovoltaica de Núñez de Balboa en Badajoz, hasta ahora la más grande de Europa con 500MWp.

Visto 1673 veces