El Centro de la UNED en Guadalajara ha organizado un curso sobre el acoso y la salud mental. El Centro de la UNED en Guadalajara ha organizado un curso sobre el acoso y la salud mental.

El ciberacoso en los cursos de verano de la Uned

Mercedes Gómez, subdelegada del Gobierno en Guadalajara, se encargó de abrir el curso sobre ciberacoso y salud mental organizado por el Centro Asociados de la UNED en Guadalajara, destacando el papel que realiza la universidad a distancia para llegar a alumnos de todas las ubicaciones y la importancia de atajar el ciberacoso en los centros escolares. En España, ya existe un programa de prevención, “pero es necesario más personal y prevención para sentar las bases de este problema en todos los implicados: alumnos, profesores y familias”.

El curso, dirigido por Cristina Sánchez Romero y coordinado por Eva María Jiménez Muñoz, pretende sensibilizar sobre la problemática de la violencia digital y los problemas de salud mental entre los adolescentes.

La relación entre el ciberacoso y la salud mental se ha abordado desde todos los puntos de vista: psicológico, psiquiátrico, sociológico o administrativo. Además, varios agentes de la Unidad de Participación Ciudadana de la Policía Nacional han compartido con los asistentes la labor que realizan en los centros escolares. “Nos dedicamos a salvaguardar los derechos y libertades fundamentales de la Constitución, y esto incluye que cualquier menor pueda ejercer su derecho a la educación, lo que no sucede si le hacen bulling”, explicaron las agentes que prefirieron mantenerse en el anonimato. En general, se dedican a los colectivos más vulnerables desde el Plan Director de Participación Ciudadana, en el que trabajan más de 600 funcionarios y del que existe una delegación en Guadalajara. Sergio Reyero, subinspector del Cuerpo Nacional de Policía de la Unidad de Participación Ciudadana de Guadalajara, habló sobre los planes que ejecutan en la provincia, donde se está potenciando el grupo de delitos tecnológicos.

Sánchez Romero, profesora del departamento de Didáctica y directora del programa modular de Estrategias Didácticas y prevención en contextos de acoso escolar de la UNED, destacó que los problemas de violencia digital se han incrementado con la pandemia provocada por el covid 19 tanto en el ámbito escolar como cibernético. “Esta problemática es de vital importancia, pretendemos actuar desde todos los ámbitos y desde edades muy tempranas”.

Laura de Anta, doctora en Psiquiatría del hospital Infanta Leonor de Madrid, participó online en el curso de la UNED, para hablar sobre la salud mental de los adolescentes. Tras la presentación de la directora, explicó que trabaja en un centro de día con chicos y chicas con trastornos mentales graves. “El ciberacoso ayuda a que las patologías mentales acaben apareciendo”, afirmó de forma categórica.

Cómo afectan las manifestaciones violentas a la salud y el bienestar de los adolescentes fue otro de los aspectos que se trataron en el curso.  José Concepción Gaxiola, profesor del departamento de Psicología de la universidad de Sonora (México), explicó los estudios que han llevado a cabo sobre los adolescentes y su comportamiento en esa transición de niño a adulto, un periodo que según la OMS, abarca desde los 10 a los 19 años.

Blanca Valenzuela, profesora de la universidad de Sonora (México) y directora de la división de Ciencias Sociales, se centró en la problemática de los videojuegos. Las manifestaciones de violencia son, a veces, un reflejo de sus vivencias, indicó la docente. 

María Arrieta, doctora en Psiquiatría en el hospital Infanta Leonor de Madrid, abordó el problema de la violencia y el acoso escolar desde el punto de vista de la psiquiatría. El fenómeno del acoso en los últimos 10 años ha progresado notoriamente, tanto desde el punto de vista del estudio teórico como desde la actuación. “Actualmente, es un problema de salud pública”.

Manuela Guillén, profesora de la universidad de Sonora (México) perteneciente al cuerpo académico Multiculturalidad, identidad y cambio social, “el ciberacoso tiene tanta complejidad que hemos tratado de abordarlo desde distintas áreas”, indicó. 

Francisco Crespo, profesor y tutor de la UNED y asesor técnico de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid enfocó el problema desde el campo de la educación. Habló del aumento de fobias, ansiedad y depresión en los centros de educación secundaria de la Comunidad de Madrid y en cualquier otro lugar. Un factor determinante es la vulnerabilidad. Tras dos años de pandemia y postpandemia, están saliendo a la luz muchos problemas ocultos.

El curso terminó con una mesa redonda que analizó la respuesta socioeducativa a los problemas de convivencia y salud mental de los adolescentes.  

Carlos Monge, profesor del departamento de Didáctica, Organización Escolar y Didácticas Especiales de la UNED, habló sobre los programas de mediación y los alumnos ayudantes. “No tenemos que abordar las estrategias de convivencia de forma aislada, hay que integrarlas en todos los campos y personajes que intervienen.

 

Visto 560 veces